Guía de Silent Hill 4: The Room

Autor: PEDRO ROMERO DE ALBA

8 - El Hospital: Segunda Planta

Encontrarás un largo pasillo con 11 habitaciones en cada lado y varias sillas de ruedas vacías, que se mueven solas con la única intención de estrellarse contra ti.

Lo que podrás encontrar en las 22 habitaciones es:

1 sala con el suelo ensangrentado. Si has entrado antes de encontrar a Eileen, al fondo de la sala verás una versión gigantesca de la cara de Eileen: una cara ensangrentada cuyos ojos no dejarán de seguirte por la sala.
1 sala con flores marchitas en el centro y una Vela Sagrada cerca de ellas.
1 sala con un Medallón Sagrado.
1 sala con un nuevo palo de golf.
1 sala con una silla de ruedas y una Caja de Balas para el revólver.
1 sala llena de cordones umbilicales.
2 salas con Balas para la pistola.
2 salas con Bebidas Nutritivas.
2 salas con monstruos.
En el resto de las salas no hay nada, salvo en una, cerrada con llave, en cuyo interior se encuentra Eileen y otra en la que se encuentra la llave.

Por tanto entra en todas las habitaciones hasta encontrar una con una estatua de una serpiente en el centro. Examina su boca para coger una llave. Cuando lo hagas una jaula caerá sobre ti, utiliza la llave para abrir la jaula y cuando llegues a la puerta que está cerrada, vuelve a usarla para llegar hasta Eileen y hablar con ella.

Cuando lo hagas decidirá acompañarte adonde quiera que vayas. Equípala con el Bolso para que lleve un arma. Cada vez que encuentres un arma mejor que la que tiene, cámbiala y deja la anterior en el baúl de tu apartamento.

Cuanto más daño reciba más marcas rojas aparecerán en su cuerpo y su salud empeorará lo cual hará que camine más despacio y reaccione peor. Por ello protégela siempre ya que de su estado de salud dependerá el final que consigas.

Debes también tener en cuenta:

Que las bebidas no funcionan con ella.
Que si corres se quedará atrás y no podrá seguirte (esto puedes usarlo si quieres dejarla en alguna sala para evitar que le hagan daño y regresar por ella después).
Dado que tiene un brazo roto no podrá subir ni bajar escaleras de mano.

De vuelta al pasillo, cuando hayas conseguido deshacerte de dos de esos extraños pacientes acércate al ascensor y llámalo pulsando el botón de la derecha. Cárgate a la enfermera que hay dentro y baja hasta la primera planta. Deshazte de otras dos enfermeras y dirígete al hueco del ascensor para encontrar detrás una puerta cerrada.

Ve con Eileen hasta la Sala de Lavados y entra por el agujero de la pared. Estarás solo en tu apartamento ya que Eileen no ha podido seguirte.

Tras oír el sonido de algo que se ha roto, equipa el Medallón Sagrado y examina el comedor. Bajo la puerta de entrada verás un Sobre y una Llave. De detrás de la estantería de libros coge unas Notas, graba la partida y vuelve a meterte por el agujero.

Tras otra conversación con Eileen, utiliza la llave que había en el sobre en la puerta cerrada del hueco del ascensor, crúzala y baja las escaleras. Entra por la puerta del final para llegar a una escalera en espiral que desciende (de ahora en adelante al final de cada capítulo llegarás a una de estas escaleras), baja por ella.

Aproximadamente a la mitad encontrarás una rampa que Ileva a un agujero, por si quieres regresar a tu apartamento. Continúa bajando hasta la puerta del final y atraviésala.


%title



 

Especiales