PES 2014, con el Fox Engine de Metal Gear

pesmessiLlega otoño, la gente vuelve de vacaciones, comienzan las nuevas temporadas deportivas, y se acerca la navidad. Tres elementos que, combinados, provocan un auge en el lanzamiento de videojuegos. Entre septiembre y noviembre, tendremos en las tiendas de videojuegos una renovación en las series anuales, esas que vuelven cada año, algunas con más éxito que otro.

Desde finales de los 90, tenemos, a estas alturas de año, un duelo entre Konami y EA Sports, para copar el trono del fútbol en las consolas. Cualquier otra serie que ha intentado introducirse, durante los últimos años, en el mercado de los juegos de fútbol, ha perecido ante estos dos titanes. ¿Quién ganará en 2014?

Después de unos años en los que la divertidísima simulación de PES parecía superar a FIFA, la mayor capacidad económica de EA llevó a su serie a lograr grandes cotas en innovación, que pusieron a su saga muy por delante de la japonesa. Esta no ha evolucionado lo suficiente desde tiempos de PS2, y cuando lo ha hecho, ha sido para empeorar. Este año, coincidiendo con el nacimiento de las consolas de nueva generación, Konami empieza de nuevo con su saga futbolística, con nuevo motor gráfico: el poderoso Fox Engine que ha creado Kojima Productions, y que está siendo utilizado en el desarrollo de las nuevas entregas de Metal Gear Solid. Vamos a ver qué da de sí. Eso sí, por ahora podemos hablar, tan solo, de las versiones de Xbox 360, PC y PlayStation 3.

Pero se nota, y mucho, que los chicos de Konami han tenido muy poco tiempo para trabajar con este motor, y adaptarlo a las necesidades del fútbol. De hecho, hay muchas mejoras entre la demo lanzada en verano y el juego final, lo que nos hace pensar que, con unos meses más de trabajo, la cosa hubiera quedado mucho mejor. Pero, por desgracia, en esto del desarrollo de software, siempre andamos con prisas.

A nivel jugable, se mantienen los controles clásicos de la saga que tanto nos gustan, y se introducen nuevas formas de defensa y presión. Tenemos un mayor control de los jugadores, que nos permite pelear más por los balones, forcejear con los rivales. También se han aumentado las posibilidades ofensivas, puesto que tenemos una mayor responsabilidad a la hora de pasar o tirar. Hay que apuntar y medir la fuerza de nuestro chut, para no mandar la bola muy lejos de nuestro objetivo.

Y es que, la mayor exigencia en la simulación ha sido siempre la principal baza de PES sobre FIFA. Por eso, puede que aquellos que estén acostumbrados a jugar a la saga de EA se sientan confusos jugando a PES 2014. Para gustos, los colores.

Pero como decimos, la adaptación al Fox Engine aun no es perfecta. Los tiros avanzados pueden llegar a ser muy irreales, y pegan demasiado en el palo, mientras que los controles de los delanteros son muy lentos, provocando que los defensas nos alcancen sin problemas. Son cositas que habrá que ir mejorando.

Otras muchas cosas sí que se han refinado muy bien, como es el movimiento del balón, tanto al chutar como en la conducción. Es perfecto, parece que la bola esté viva. También hay mejores animaciones, incluso en los porteros, que por lo demás siguen cantando como en los PES clásicos. Hay más capacidades estratégicas, y se introduce un factor emocional en los partidos: el estado de ánimo de los jugadores cambia en función de la deriva de los encuentros, pudiendo mejorar su rendimiento cuando están contentos, y cosas por el estilo.

Las licencias, de nuevo, son un punto flaco de PES 2014. No solo hay muchos equipos con nombres inventados, ahora se han perdido los estadios de la liga española. La pasta de EA sigue ganando terreno. Sobre modos de juego, tenemos la clásica Liga Master; el modo liga, que vuelve; el modo leyenda, en el que podremos, por primera vez, llevar al portero; y los clásicos modos de la saga. Los gráficos son buenos, el nivel detalle de algunos jugadores es asombroso, pero el de otros es pocas cosa. Y el sonido tampoco impresiona. De nuevo, tenemos a Carlos Martínez y a Maldini en los comentarios españoles, que quedan muy por detrás de Paco González y Manolo Lama, la estrellas de FIFA, no ya por su menor carisma, sino por la elección de las frases, y la temporización de las mismas.

Dicho lo dicho, Pro Evolution Soccer 2014 es un gran juego de futbol, con un nivel de simulación pensado para jugones expertos, pero que tiene fallitos variados. Veremos como sigue evolucionando la aplicación del FOX Engine de cara a su implementación en la nueva generación de consolas.


%title

    el 22.09.13

 

Especiales