Double Dragon 2: Wanderer of the Dragons, basura infumable

Double Dragon es un videojuego histórico, posiblemente fue la obra que disparó el género de los “Beat’em Up”, aquellos títulos que podíamos encontrar en las máquinas recreativas y que consistían, básicamente, en avanzar por pantallas con sistema de scroll-horizontal eliminando a mamporro limpio a todo macarra y mafiosillo que salía a nuestro paso sin motivo aparente. A este género pertenecen títulos como Final Fight, Capitán Commando, Cadillacs and Dinosaurs, Street of Rage o The Punisher.

Pero en el año 1987 ninguno de estos había llegado a los salones de juegos. El que se estrenó por esa época es el mencionado Double Dragon, que no era el primer exponente del género, pero si fue el primero en permitir partidas multijugador, provocando que la paga semanal de toda una generación empezara a cundir mucho menos de lo que lo hacía hasta ese entonces. A continuación podéis ver un vídeo de este clásico:

Double Dragon tuvo varias secuelas, y montones de ports y versiones para todo tipo de sistemas, desde Neo Geo hasta iPhone. Ahora, la saga vuelve de entre las tumbas de los juegos olvidados para… hacer el ridículo.

Tras la desaparición de Technos Japan, el estudio que creó Double Dragon, la marca ha ido dando tumbos por ahí. Majesco Entertainment parece ser la empresa que tenía sus derechos hasta hace poco, y publicó un remake de la primera entrega hace poco. Renombrado como Double Dragon Neon, este fue desarrollado por WayForward Technologies (Silent Hill: Book of Memories, Batman: The Brave and the bold), y fue lanzado en septiembre de 2012 con unos resultados bastante mediocres. “Mediocre” nos parecía poca cosa para una serie mítica como Double Dragon, pero ahora nos parece mucho.

Porque ahora aparece Double Dragon II: Wanderer of the Dragons, un remake del Double Dragon 2 original, pero que ya no desarrolla WayForward, sino los coreanos de GRAVITY (Ragnarok), cuyo trabajo ha dado como resultado una basura infumable que está llena de bugs, que tiene unos gráficos que pertenecen a tiempos inmemoriales y cuyos algoritmos de físicas no dan en el clavo nunca. Un juego doloroso sin duda, y que es mucho peor que aquél al que intenta mejorar y que tiene ya 25 años de edad.

No sabemos muy bien por qué, de pronto, la marca Double Dragon ha pasado de manos de Majesco a Ciberfront Corporation, la empresa que publica este Double Dragon 2: Wanderer of the Dragon, pero lo que sí sabemos es que esta última no ha hecho un buen trabajo, pues pasará a la historia por ser la editora del peor juego lanzado jamás para Xbox 360: la media calculada por Metacritic le otorga una nota del 17%. Otros medios en español no han sido más condescendientes con el juego: Meristation le ha otorgado un 1/10, mientras que IGN España le ha puesto una nota del 20%. Vaya tela.


    el 26.04.13

 

Especiales