¿Las videoconsolas son demasiado caras?

Hablábamos ayer de que buena parte de la industria está pidiendo a gritos un cambio generacional de consolas, ninguna third party va a lanzar nuevas IPs para consolas que tienen 7 años.

Pero Sony y Microsoft se empeñan en acercarse al objetivo de que sus consolas lleguen a los 10 años de vida útil. ¿Por qué? Porque fabricar consolas es caro, hay un precio que los usuarios no están dispuestos a asumir, y bajarlo implica que las empresas no obtengan ningún beneficio con su venta.

Los comentario de los usuarios en el artículo sobre la longevidad de PS3 y 360 dejó claro que los consumidores tampoco quieren gastarse el dinero en nuevas máquinas. Si los fabricantes no quieren vender consolas y los usuarios no quieren comprarlas, quizás sea cierto eso de que están en peligro de extinción.

Un ejemplo de esto es el caso de Nintendo y su consola Nintendo 3DS. La portátil vendió tan poco en sus primeros meses en las tiendas, que la empresa japonesa tuvo que rebajar su precio hasta el punto de perder dinero con cada compra.
Con esta rebaja y grandes lanzamientos como Super Mario 3D Land o Mario kart, las ventas de Nintendo 3DS han mejorado mucho. Pero, por supuesto, hasta que la consola no sea rentable, estas ventas no se traducirán en ganancias para Nintendo. Por eso, la empresa trabaja en reducir los costes de fabricación.

En el primer cuarto del presente curso fiscal, Nintendo ha obtenido unas pérdidas de 180 millones de euros. Wii y DS, en sus últimos meses de vida, han vendido, respectivamente, 710.000 y 540.000 unidades, respectivamente, bastante menos que el año pasado, pero lógico dada la edad de los sistemas.

Desde ahora, y según ha anunciado Nintendo, la portátil va a dejar de venderse por debajo de su coste de fabricación, pues este se ha reducido al fin lo suficiente. A partir de ahora, la consola va a empezar a dar beneficios, o al menos a dejar de dar pérdidas.

Esto coincide con el lanzamiento de 3DS XL, la nueva revisión del sistema. Las ventas del pasado trimestre han superado ampliamente a las conseguidas en el mismo periodo de 2011, a pesar de que la consola acababa de llegar, entonces, a las tiendas. Estos aspectos, sumados al lanzamiento de Wii U y nuevos títulos como New Super Mario Bros 2 y la llegada de Pokemon Blanco y Negro 2, pueden provocar la recuperación económica de Nintendo.

Desde su puesta a la venta, Nintendo 3DS ha vendido un total de 19 millones de unidades, y 53 millones de juegos para la portátil.


    el 25.07.12

 

Especiales