Final Fantasy XIII-2 y Deus Ex reportan grandes beneficios a Square

El año pasado, las cosas se torcieron un poco para Square Enix, una de las third parties más poderosas de la industria. El terremoto que tuvo lugar en Japón, que implicó varias cancelaciones y retrasos, fue el principal motivo de esto, según la propia empresa.

Pero una empresa que tiene tantas marcas de valor no puede hundirse por haber tenido un mal año. El lanzamiento de dos secuelas de sus grandes franquicias ha sido suficiente para que Square vuelva a tener grandes beneficios.

Deus Ex Human Revolution se puso a la venta en agosto, superando ampliamente los dos millones de copias vendidas. Final Fantasy XIII-2 llegó a las tiendas japonesas en diciembre y, a final de año, había llegado a las 700.000 unidades distribuidas entre el público nipón.

El RPG se ha puesto a la venta esta semana en Europa y Estados Unidos, y sus resultados aún no han sido cuantificados.
Entre abril y diciembre de 2011, la división de venta de videojuegos de esta multinacional creció en un 6% con respecto al mismo periodo del año anterior, consiguiendo unas ganancias de 705 millones de dólares.

Yoichi Wada, presidente de Square Enix, también ha comentado que buena parte de las mejoras de la empresa se deben a su expansión dentro de la telefonía móvil y las redes sociales. Durante el año 2011, Square ha lanzado titulazos para sistemas móviles como Chrono Trigger, Final Fantasy Tactics: The War of the Lions o Final Fantasy III.

Square pretende que, al acabar el año fiscal en abril, estas ganancias se mantengan sin cambios. Porque, aunque el lanzamiento de FF XIII-2 reportará grandes ingresos, el objetivo de la compañía es hacer inversiones de cara a obtener mayores beneficios en el siguiente año fiscal.

Recordemos que, en el año fiscal 2012-2013, Square pondrá a la venta superproducciones como Final Fantasy Versus XIII, Tomb Raider y Dragon Quest X, títulos que, salvo gran sorpresa, deben dar a la compañía jugosos dividendos.


%title

    el 05.02.12

 

Especiales