Harmonix vuelve a ser un estudio independiente


Los juegos rítmicos se encuentran en un momento sumamente complicado. Esto se debe a distintos aspectos. En primer lugar podríamos adjudicar este enorme bajón de ventas de los títulos pertenecientes a este nuevo género lanzados en 2010, como Rock Band 3, Guitar Hero: Warriors of Rock y DJ Hero 2, a lo costo que resultan los periféricos obligatorios que necesitan para jugarlos, guitarra, batería, micrófonos, bandeja toca discos, etcétera. Conjuntamente con esto, las últimas entregas de los juegos musicales más importantes no han presentado innovaciones demasiado importantes que justificaran compras masivas. Es cierto, DJ Hero 2 pulió muchísimo más la experiencia de juego de la primera parte y Rock Band 3 incluyó un nuevo periférico (el teclado/keytar) y un nuevo modo de dificultad, llamado Pro, que funciona como una suerte de profesor de música. Pero más allá de todo esto, el género que se popularizó a niveles impensados con el lanzamiento del primer Guitar Hero parece haber encontrado su techo rápidamente.
A causa de este difícil panorama actual, las empresas dueñas de estas licencias están buscando la posibilidad de recuperar las enormes sumas de dinero invertidas para el desarrollo de estos juegos. En algunos casos, lamentablemente, esto implica que muchos desarrolladores que trabajaron en estos títulos pierdan su trabajo, pero afortunadamente, una empresa encontró una salida por demás elegante de este magro presente: Harmonix.
La semana pasada se difundió la noticia que el estudio detrás de Rock Band no formaría parte de MTV Games, con lo cual volvería a ser un estudio independiente. Y lo mejor de todo esto radica en que la compañía conservará todos los derechos y licencias de sus juegos.
«Estamos felices de anunciar hoy que la venta de la compañía está completa. Apreciamos a todos aquellos que nos han dado su apoyo en las últimas semanas» ha declarado John Drake de Harmonix.
«Viacom y MTV Networks han sido un sorprendente inicio para nosotros en los últimos cuatro años. Es donde lanzamos Rock Band y Dance Central,, trabajando con los Beatles, Green Day, AC/DC, The Who y miles de otros artistas. Queremos agradecer a todos en esa organización el ayudarnos a hacer de estos juegos lo más impresionantes posibles», remarcó el desarrollador.
¿Qué depara el futuro para Harmonix? Difícil saberlo. De todas maneras, es irrefutable el hecho de que la empresa seguirá desarrollando juegos musicales. Ese es precisamente el objetivo principal de la compañía, buscar una manera para hacer llegar la música de una manera más accesible a todo el público. No cabe duda que, con lo que han logrado en todas las versiones de Rock Band, se han ganado todo un nombre. Conjuntamente con esto, Harmonix es el estudio detrás de Dance Central, exclusivo para Xbox 360 y su dispositivo Kinect, que aprovecha de gran manera el control con sensor de movimiento de la consola de Microsoft.


%title

    el 30.12.10

 

Especiales