Square Enix cierra muy mal su año fiscal

Definitivamente, este cierre de 2010 no está siendo el soñado ni mucho menos para los principales directivos de la firma Square Enix. En el transcurso de las últimas horas se han dado a conocer cifras netamente negativas para una de las compañías con más peso dentro del competitivo mundo de los videojuegos. Sus previsiones, tanto en sus balances de ingresos como así también en los beneficios para el corriente año fiscal, han distado muchísimo de lo que la realidad le ha terminado ofreciendo. Encima, a este mal trago hay que agregarle el retraso en la salida de uno de sus títulos más prometedores, Deus Ex: Human Revolution.

Concretamente, la reducción en las ganancias que esperaban poder obtener desde Square Enix ha sido nada más y nada menos que del 91,7%. De hecho, sus previsiones primeras marcaban unos ingresos que rondarían los 140 millones de dólares. Pero esa cifra quedó lejísimos de la que finalmente se ha dado, la cual marca sólo casi 12 millones de dólares. Por supuesto que esto ha caído como un baldazo de agua fría para los dirigentes de la compañía, los cuales no esperaban de ninguna manera un número tan malo. En tanto, al momento de tratar de buscarle una explicación a este flojo funcionamiento financiero, los directivos de la empresa apuntan a dos cuestiones. Por un lado, a los pobres resultados que ha terminado arrojando el MMORPG Final Fantasy XIV, el cual no alcanzó el nivel de satisfacción que los usuarios de la saga esperaban. Por el otro, al retraso del esperado Deus Ex: Human Revolution, que finalmente arribará a las tiendas en abril de 2011.

Con relación a esto último, en las primeras horas de la jornada de ayer ha quedado confirmado que este título que combinará rol y acción llegará al mercado durante el año próximo. Fecha específica no hay hasta el momento. Las especulaciones van desde abril desde 2011 hasta marzo de 2012. De acuerdo a lo explicado por Square Enix respecto del retraso, la decisión se tomó porque los creativos han determinado trabajar más tiempo con su próximo juego, con el objetivo de pulir algunos detalles. Claro que aunque no lo digan, en esta determinación también ha tenido mucho que ver el mal funcionamiento comercial de los juegos para consola editados por la firma.


    el 17.12.10

 

Especiales