Pre balace anual en materia fichinera


Este 2010 que empieza a recorrer sus últimas semanas fue, a mi humilde entender, un año decididamente muy bueno para la industria de los videojuegos. Mientras que por un lado la guerra entre las empresas desarrolladoras de consolas (Sony, Nintendo y Microsoft) se ha intensificado y complejizado hacia un terreno completamente inexplorado, salvo por Nintendo, claro está. Creo que los meses por venir van a ser muy interesantes en lo que respecta a ver como Microsoft busque imponer su dispositivo Kinect por encima de el establecido control de movimiento de Wii y el Move de Sony, el cual ha tenido una recepción más que buena en sus primeros meses de ventas.
Más allá de esto, el año ha sido muy bueno a nivel títulos. PlayStation 3 cumplió con verdaderas maravillas, como Heavy Rain y God of War 3, excelentes títulos que justican, sin ningún lugar a dudas, la compra de esta consola. Microsoft no se quedó atrás, recibiendo títulos exclusivos como Alan Wake, que si bien no obtuvo un gran número de ventas, nadie puede dudar que este juego de terror y acción de Remedy Studios tiene una calidad para destacar. Lo mismo sucede con Halo Reach: juego con el que Bungie se despide de la franquicia con la que saltaron al éxito, simplemente con uno de los juegos más completos de esta licencia, sino el mejor. Por último, pero no por eso menos importante, Nintendo arremetió con dos titulazos con dos viejos conocidos de la casa: Super Mario Galaxy 2, (sorprendente, aunque no tan bueno como su antecesor) y Metroid: Other M (una renovada entrega de la clásica saga de acción y plataformas protagonizada por la caza recompensas espacial Samus Aran). A nivel multiplataforma también recibimos juegos de grandiosa calidad como el sensacional Red Dead Redepmtion, Vanquish y Enslaved, además de destacadísimos títulos en formato descargable, como Lara Croft and the Guardian of Light y Deathspank. Como siempre, también ha habido lugar para enormes decepciones, como es el caso del anticipadísimo Mafia II, título que si bien no se trata de un juego malo definitivamente no logró siquiera opacar toda la enorme calidad de la sensacional y revolucionaria primera parte de este relato mafioso.
Esta semana se lanzó al mercado Call of Duty: Black Ops, la nueva entrega de la clásica franquicia anual de acción en primera persona. Este nuevo título, desarrollado por Treyarch, no logra superar lo hecho por Infinity Ward y su soprendente Modern Warfare 2, pero presenta una calidad por demás destacada, a pesar de contar con un confuso modo historia. Será cuestión de tiempo para saber si podrá equiparar el escandaloso número de ventas obtenidas por MW2. Aunque todavía quedan unas semanas para el fin de este año, con lanzamientos importantes en el medio, como Epic Mickey, Assasins Creed: Brotherhood y (quizás) Gran Turismo 5, está más que claro que este 2010 fue un año importantísimo en materia videojuegos, en el que la industria logró ahondar en nuevos caminos para ofrecer juegos cada vez más interesantes.


    el 11.11.10

 

Especiales