¿Por qué no son compatibles videojuegos y estudios?

estudiar
Os quería prestar mi más humilde opinión en este espacio dedicado precisamente a eso, poder mostrar nuestras opiniones personales siempre en torno a los videojuegos, refiriéndome en esta ocasión a los estudios y su “choque” con los videojuegos. Estudiar y jugar a la videoconsola o al PC no han sido elementos muy compatibles los unos con los otros… Realmente ha sido el efecto contrario. Si le dedicas tiempo de estudio a echar una partida a cualquier título actual en época de exámenes no esperes unos resultados del todo favorables cuando llegue el momento de examinarte. Por otro lado tenemos el hecho demostrado (al menos por un servidor) de que cuando estudias y te dejas un juego a medias… Te sientes raro, te falta esa partida que te quite un poco los nervios, que te relaje… Estudiar para un jugador es un tiempo no dedicado a seguir conociendo una nueva historia que los trabajadores de una empresa han puesto en nuestras manos para que disfrutemos.

No voy a decir que no haya que estudiar, por supuesto. Para todo se encuentra tiempo si uno mismo sabe organizarse. Pero bien es sabido que estudiar resulta chocar con una forma de ocio que por regla general quita tiempo. Y aquí más de uno tendrá muchos momentos que recordar, estoy seguro, respecto a este tema. Es por eso que aquí el que suscribe este artículo hace ya unos días que no puede jugar tanto como le gustaría. Cuando el deber llama a tu puerta el ocio se queda apartado. Resulta molesto no poder dedicar el tiempo deseado a tu forma de ocio favorita. Xboxers, Sonyers, Nintenderos, da igual. Muchos han sido, sino son aún… Estudiantes, algo que une a la gente en su “sufrimiento” personal por lograr tiempo para invertir en un mundo apasionante, acercarse a la televisión, con un mando en las manos y mucha diversión por delante. Para todos aquellos que deben estudiar… Ánimo! La vida no es fácil pero siempre nos quedan los videojuegos (un medio tan válido como la música o el cine) para soñar con otros mundos en los que nosotros somos protagonistas. Espero haber contagiado a aquellos estudiantes que comparten esta afición con la ilusión que hace falta para que afronten esos deberes con fuerza. Ahora es vuestro turno de opinar.


    el 07.02.10

 

Especiales