Farcry 2, una secuela aceptable

Ubisoft ha conseguido una liencia potentísima, antes posesión de Crytek, a estas alturas ya nadie desconoce Farcry. Pues bien, ahora lanzan (aprovechando el nombre y el tirón de la primera parte) una secuela que poco tiene que ver con la primera. Ya sabemos como son los chicos de Ubisoft, que aprovechan licencias para hacer cualquier cosa, veamos en qué ha acabado este título tan esperado.

Encarnamos a uno de los tres personajes que se nos ofrecen al comienzo de la aventura (aunque esta elección no influye en nada). Llegamos a Africa en un punto crítico, en el país donde nos encontramos hay dos facciones enzarzadas en una cruenta guerra civil. Nuestra delicada y peligrosa misión será eliminar a Chacal, un traficante de armas que provee a ambas partes (dudosa moralidad la del tipo este). Como es costumbre en el juego, nos encontraremos con un mapa inmenso (se sustituye la isla por la sabana africana) y una considerable libertad de acción.

Habrá tres tipos de misiones: las de la trama principal, las de desbloquear nuevas armas y las de cura. Lo curioso es que nos contagiamos de malaria en el juego y deberemos buscar una cura. Se trata de un shooter en primera persona de los de toda la vida, eso hay que tenerlo en cuenta. Deberemos ir cumpliendo misiones (no muy variadas, por cierto). Lo bueno de Farcry 2 es la variedad de maneras de atacar a los enemigos: por la espalda, con francotirador, con fusiles, con morteros… Hay muchas formas y la imaginación juega un papel importante. Incluso nos encontraremos con la fauna propia del lugar.



De todos modos la jugabilidad tiene varios puntos en contra: la monotonía de las misiones, no ver bien a los enemigos durante la noche y los largos viajes en jeep. Cuando viajamos por la llanura nos encontraremos de vez en cuando patrullas de enemigos y puestos avanzados, podemos enfrentarnos a ellos o escabullirnos. Podemos ir recogiendo las armas de los enemigos para añadirlas a nuestro arsenal, y eso está bien, añade interés al juego.

Gráficamente el juego está muy bien, no es tan impresionante como otros títulos de Crytek pero cumple. La distancia de dibujado es muy grande y los modelados son aceptables. Destaca la paleta de colores amarronados y la iluminación, muy conseguida. Las armas están muy bien recreadas y las animaciones también, sobre todo cuando las armas se quedan encasquilladas. Algo que no me ha gustado demasiado es la tasa de frames, bastante baja, cosa que se nota mucho cuando jugamos. No obstante, hay algo que lo hace muy curioso, el tratamiento que se le da al fuego. Cuando incendiamos algo, las llamas se comportan de manera hiperrealista, se propagan según el viento y los materiales que se encuentran, puediendo alcanzar edificios o avanzadillas enemigas.

En cuanto al sonido podemos comunicaros que el juego se encuentra doblado al castellano, las voces son aceptables, pero eso si, muy mejorables. Lo que está bien conseguido es el sonido ambiental y el de las armas, contundentes y muy convincentes.

Añadir, por último, que cuenta con un modo multijugador online simplemente aceptable. Hasta 22 jugadores en los modos de juego más típicos.

Estamos ante un buen juego pero del que Ubisoft no ha sabido aprovechar todo su jugo, tiene fallos que, seguramente, Crytek no hubiera cometido, pero así es el dinero. De todos modos es una buena opción para esta época.


%title

    el 30.10.08

 

Especiales