Video de Okami

Okami, Clover Studio en su máxima expresión.

El equipo desarrollador de Clover Studio, que CAPMCOM decidió desarticular en Octubre de 2006, tuvo la oportunidad de desarrollar un juego gran calidad gráfica e increíble jugabilidad que quedaría plasmado en la retina de todos lo jugadores de PS2, para luego ser versionado en Wii (y demostrando la magnitud de su éxito, no tanto en ventas sino, en el apartado de gameplay y aventura y en su condición de obra maestra).

Con mezcla de juego de acción, plataformas y puzzles varios, Okami ha sido comparado con clásicos como los que integran la serie de Zelda. Desde el vamos, el director Hideki Kamiya es un declarado seguidor de la saga de Link.

Okami nos pone en control de Amaterasu, la diosa del sol, para recorrer el maravilloso mundo cell shade del Japón clásico y devolverle el color con la ayuda del Pincel Celestial. En la actualidad el demonio Orochi, sellado cien años antes por el lobo blanco Shiramui y el guerrero Nagi, ha despertado y escapado de su prisión espiritual para maldecir la tierra y a todos los humanos. Con ayuda de Issun, un artista, y de los dioses del mundo, Amaterasu recorrerá los puntos del globo en busca de nuevas técnicas para el Pincel Celestial y poder, de esa manera, salvar al mundo del decaimiento al que se ha visto sometido.

En el apartado del gameplay el Pincel Celestial también ofrece su propio modo de acercarse a la batalla. No se trata, como en un RPG tradicional, de un sistema de menús solamente. Con esta habilidad podremos utilizar, dependiendo la versión el Wii moto o los sticks del DualShock 2, movimientos determinados para causar efectos en la pantalla. Lo único que debemos hacer es activar el menú del Pincel Celestial, la imagen se detiene permitiendo escoger el tipo de movimiento, y ver el resultado que tiene tanto en el escenario como en las batallas.

El aspecto gráfico del juego es una de sus más sobresalientes cualidades. Un cuidado aspecto cell shade que no remite a adaptar imágenes de animes famoso (tal es el caso de las sagas de juegos de pelea de Naruto o Dragon Ball por ejemplo), sino que plasma su inspiración en el arte japonés de las pinturas con acuarela. Colores claros, mucha fundición y un efecto de originalidad que impregna al título no solo cuando lo vemos, sino mientras se desarrolla la aventura y tenemos esa sensación de estar haciendo algo espectacular.

Si bien los ejecutivos de CAPCOM han admitido que las ventas de Okami no fueron sobresalientes, la aceptación del público y las buenas críticas de la industria han hecho que el juego llegué a ser versionado para Wii, y pese a no haber una secuela en progreso ni planeada a futuro, la verdad es que Okami ha quedado como una obra única tanto para la compañía como para los usuarios.



%title



 

Especiales