Del cine a los juegos, de la genialidad a la decadencia

¿Qué pasa con los juegos basados en películas!? ¿Soy yo el único que siente una profunda frustración? En este último tiempo han habido dos casos que me marcaron fuertemente. Por un lado, Transformers, y por el otro, uno muy reciente, Iron Man. Dos películas impresionantes, dos juegos de &%$/%#. Y no entiendo cómo es posible que salgan al mercado títulos de tan baja calidad cuando vienen a representar producciones multimillonarias.

Evidentemente, la respuesta a todo esto tiene que ver con la falta de dedicación de las desarrolladoras de juegos así como la falta de apoyo de las compañías cinematográficas, que cobran hasta por el aire que respiran los programadores. Sin embargo, todos perdemos en esta movida, y me cuesta comprender cómo no se dan cuenta de esto.

Tanto el juego de Transformers como el de Iron Man fueron, desde mi punto de vista, son un insulto al gamer, por no decir una estafa. Las calificaciones que se han ganado estos títulos no superan la barrera del 5 sobre 10, y la pasión por aventurarse en lo que se vivió en la pantalla grande ayuda ampliamente a mejorar dicho ranking, porque limitarse a los gráficos, la jugabilidad y el sonido no ayuda en lo absoluto.

Me cuesta incluso pensar en grandes juegos basados en películas, que sean algo más que aceptables. No obstante, creo que la industria del cine ha mejorado mucho en cuanto a llevar títulos de consolas a las salas, dejando atrás casos como el de Mario Bross o Mortal Kombat, para contar las historias de Lara Croft o Resident Evil, aunque siempre se aprecia algún que otro contratiempo, como Doom o Alone in the Dark.

Parece una ironía ver películas que hacen records en taquilla, y juegos basados en las mismas que defraudan a todos los fieles seguidores de la cinta original. A mí me encanta el cine, y también los juegos, sin embargo hoy en día mi primera observación para con un título basado en un film, es de desconfianza, porque ellos se lo han ganado.


    el 12.05.08

 

Especiales