La cara positiva de los videojuegos

Hace unos días hablábamos de cómo algunos sectores son detractores y críticos acérrimos de los videojuegos argumentando que pueden ser una clara influencia en la mayoría de los adolescentes. Por supuesto que no estoy para nada de acuerdo con esto. Y por lo visto en sus comentarios, que de paso les agradecemos, la mayoría de ustedes tampoco comparten. En este sentido quería añadir algunos comentarios.

Primero, creo que debo remarcar dos cosas.

Por un lado, algo que dije en el artículo anterior, y es que no es para nada recomendable permanecer cientos de horas seguidas frente a los juegos ya que esto puede ser causa de diferentes trastornos.

Y en segundo lugar, con respecto a los comentarios, muchos decían que eran jugadores de juegos violentos y que eso no significaba que sean asesinos. Desde ya sabemos esto es así, pero es importante remarcar que para hacer conclusiones se deben hacer estudios y estadísticas y que nuestros casos individuales solo sirven en ese contexto. Espero que se entienda lo que quiero decir.

Por otro lado, quisiera compartir algunos argumentos que me parecen de mayor validez para contrarrestar la ofensiva “antivideojuegos”, jeje.

Se sabe que el uso de los mismos puede darles a los jugadores ciertos beneficios. De más está mencionar a juegos de preguntas y respuestas o de acertijos que nos hagan pensar un poco. De hecho conozco algunos casos en los que niños que no logran superar la media de los resultados en algunos tests psicológicos, sí se destacan bastante en tests de espacio y movimiento y esto es asociado directamente al uso de los videojuegos.

Por ejemplo, en esta noticia mencionan como el uso de videojuegos puede ayudar a recobrar la salud o mejorar las condiciones de enfermos. En este caso estamos hablando de juegos hechos para la ocasión, pero son juegos al fin.

De igual manera, y sobretodo con la aparición de la consola Wii, ahora deberemos ser ágiles con todo el cuerpo y no solo con las manos para poder jugar bien, lo que implica que dejemos de estar sentados como zombis acumulando calorías y nos movamos un poco. Definitivamente otro punto a favor.

Juegos que nos ayudan a realizar actividad física, simular deportes evitando el sedentarismo, o, aunque no sean tan divertidos a primera vista, juegos que a la vez ayuden a la educación o den información sobre cosas útiles para la vida cotidiana.

Desde mi punto de vista, algo que puede pasar más desapercibido a primera vista y que nosotros podemos comprobar con nuestra propia experiencia, es por ejemplo el uso de los reflejos o la capacidad visual o de atención a varios puntos al mismo tiempo. En más de una oportunidad me han dicho que tengo buenos reflejos ante determinadas situaciones, jeje.

A mi entender todas estas cosas tienen mucho que ver con el uso de los videojuegos y es una muestra clara de que en una cantidad normal, jugar con las consolas no solo que no es perjudicial, sino que puede tener ciertos beneficios.


%title

    el 24.12.07

 

Especiales