Rain, con sabor a videojuego

rainSony Worldwide Studios tiene estudios de desarrollo desperdigados por todo el mundo, con un solo objetivo: desarrollar videojuegos para las consolas de Sony. La política de la empresa, desde hace tiempo, es invertir el dinero en grandes proyectos, que impliquen que, primero PlayStation 3, y después PlayStation 4, tengan grandes exclusivas que no se puedan jugar en ninguna otra plataforma.

Algunos de estos grandes estudios son Polyphony Digital (Gran Turismo), Naughty Dog (Uncharted, The Last of Us), Quantic Dreams (Heavy Rain, Beyond: Dos Almas), Team ICO (Shadow of the Collosus, The Last Guardian), Media Molecule (LittleBigPlanet), Sony Santa Monica (God of War), o Guerrilla Games (Killzone).

Pero en casa, en Tokyo, también desarrolla juegos, en sus propias oficinas, lo que hoy en día se llama el Sony Japan Studio. Los chicos de las oficinas internas de Sony, generalmente, se dedican a apoyar a otros estudios en el desarrollo de proyectos para las consolas de la gama PlayStation. Así, el Japan Studio figura en los créditos de títulos como Gravity Rush, Patapon, Soul Sacrifice o Shadow of the Collosus, mientras que su principal creación original es la saga Ape Escape. Ahora, les han dado libertad para crear dos juegos, aparentemente pequeños, pero muy grandes por su originalidad y por el cariño con el que están hechos. Se tratan de Puppeteer y Rain.

Puppeteer se estrenó unas semanas antes que el juego del que vamos a hablar hoy, Rain, creación que ha llevado a cabo el Japan Studio junto a Acquire, empresa responsable de Tenchu o Way of the Samuray. Como Puppeteer, Rain es un videojuego fuera de lo habitual, una de esas cosas raras que molan a aquellos que deseen ver algo nuevo, algo distinto. Si te has cansado ya de tantos tiros en las consolas, échale un ojo a Rain.

Es una noche lluviosa. Está cayendo un chapuzón de cuidado. Un niño yace febril en su cama, hasta que ve algo fuera de lo habitual por la ventana. Se trata de una chica, una chica que corre bajo la lluvia, pero que desaparece cuando esta no impacta sobre ella. Esta chica invisible, es perseguida por una criatura a la que tampoco podría ver si no fuera por el agua que se precipita sobre ella. ¡Hay que hacer algo!

El chico se levanta de su cama, y decide salir al rescate de la muchacha. Locamente, descubre que el mismo poder de invisibilidad que poseen los protagonistas de su visión, ha sido concedido a su propia persona.

Así, comienza la aventura, un juego sencillo en cuanto a jugabilidad, pero genial en percepción. El control es básico: andar, correr o interactuar con el entorno. Pero la gran gracia de Rain reside en utilizar los poderes de invisibilidad de nuestro personaje para evitar los peligros, teniendo en cuanta que, si el chico es invisible para los enemigos, también lo es para el jugador.

La ambientación de Rain, probablemente, es lo mejor del título. La lluvia y la oscuridad de la noche otorgan al desarrollo de la aventura un toque de melancolía que sumerge al jugador en un estado de tristeza. Además, esto no es un hack and Slash, los protagonistas no pelean, son niños que no pueden enfrentarse al peligro de otra forma que no sea huyendo o escondiéndose.

Como hemos dicho, Rain es un juego sencillo en lo referente al control, pero los chicos de Sony se han empeñado en ponernos las cosas… demasiado fácil. Las cámaras, generalmente, dejan patente cual es el camino a seguir en todo momento, y los objetos con los que podemos interactuar se iluminan. Parece que nos toman por tontos. Si bien disfrutamos de la ambientación y la historia de Rain, precisamos de más retos, no necesitábamos de esas ayudas.

Rain es un juego cortito y facilito, pero que transmite unas sensaciones que creíamos haber olvidado en esto de los videojuegos. Recordad que podéis descargarlo desde PlayStation Network, en exclusiva para PlayStation 3.


%title

    el 12.10.13

 

Especiales