Cuestión de pulso

Si os digo que Kororinpa es un juego genial que consiste en guiar una canica por diversos escenarios me diréis que no tiene nada de nuevo, que ya existía Monkey Ball o Mercury Meltdown. Eso es cierto, y sin embargo a mí Kororinpa me sigue pareciendo mucho mejor.

Seguramente ya os esperáis lo siguiente: “Es que con el wiimote el control es totalmente distinto”. Pero claro, teniendo en cuenta que Monkey Ball y Mercury Meltdown también tienen su versión para Wii el argumento pierde bastante fuerza.

Kororinpa empieza como un juego sencillo, con pantallas no demasiado complicadas para que vayas cogiéndole el truquillo a eso de manejar el wiimote. Pero no te confíes, poco a poco los escenarios irán subiendo de dificultad hasta que te hagan preguntarte cuánto puede llegar a girar tu muñeca sin romperse.

kororinpa-200701080605236081.jpg

Una cosa que me encanta de Kororinpa son las canicas, cada una tiene unas propiedades distintas, con lo que pasarse el mismo escenario con una canica diferente es un nuevo reto. Me encantan las de la categoría “Ruiditos”, animales hechos canica que van soltando ruiditos mientras avanzan por la pantalla según si los aceleras, los dejas caer, etc. Personalmente, con la del gato, no dejo de reírme.

También los escenarios del juego son originales: empiezas en un jardín, muy parecido a los escenarios de la saga Monkey Ball pero después pasas por una pastelería entre dulces y golosinas, y por otros que no os diré para que los descubráis por vosotros mismos.

Entonces, si Kororinpa es tan “bonito”, ¿es un juego para chicas? Pues que queréis que os diga, yo he jugado tanto con chicas como con chicos y todos se han divertido por igual.

Muy divertido también es su modo para dos jugadores en pantalla partida, en la que competirás con un amigo por ver quién llega antes a la meta sin olvidarse ninguno de los cristales rojos que hay que ir recogiendo. A favor de esto, diré que es uno de los pocos juegos que permite ir desbloqueando escenarios y pasando el juego en modo dos jugadores. En otros como Cooking Mama no se puede hacer y lo considero una pega muy grande.

Resumiendo,

Puntos débiles:
-El tema de llevar una canica por un escenario no es que sea especialmente novedoso, existen otros títulos similares.

Puntos fuertes:
-Es muy original en cuanto a canicas y escenarios.
-Resulta divertido jugando solo o con amigos y en ambos casos puedes ir pasándote el juego.
-Su nivel de dificultad es lo suficientemente alto para que te plantee algunos retos pero lo suficientemente moderado para que los que no son “hardcore-gamers” puedan llegar al final. Está en su punto justo de dificultad.


    el 24.11.07

 

Especiales