Epic Mickey acaba con Junction Point

Warren Spector es uno de los creativos más admirados en la industria del videojuego. Entre sus obras, destacan Wing Commander, ShadowCaster o Deus Ex.

En 2004, Spector fundó su propio estudio, Junction Point, mientras que su mente creativa daba vida a una nueva idea, una que inmiscuía al Ratón Mickey. Warren presentó su proyecto a Disney Interactive, y gustó, gustó mucho. Pero su desarrollo estaba condicionado: Junction Point debía pasar a formar parte de Disney para poder llevarlo a cabo. Spector aceptó de buen gustó, pues trabajar para Walt Disney era un sueño para él.

Así, se hizo Epic Mickey, que se puso a la venta a finales del año 2010, en exclusiva para Nintendo Wii. No tuvo malas ventas, nada malas: más de 2 millones de unidades del juego se llegaron a vender, aunque su calidad estuvo por debajo de lo esperado. Había una gran expectación en torno a él, parecía una cosa muy distinta a todo lo visto anteriormente, pero acabó teniendo problemas en su jugabilidad. Las críticas no fueron buenas.

Pero sus ventas justificaban una secuela, y Junction Point, así, tenía la posibilidad de arreglar esos pequeños fallitos que estropearon Epic Mickey. Pero no fue así, la jugabilidad continúa siendo mala, y las ventas han bajado mucho, aun tratándose de un título multiplataforma. Tan solo medio millón de copias se han vendido, a pesar de estar disponible para seis sistemas distintos: Xbox 360, Wii, Wii U, Windows, Mac y PS3. El Regreso de 2 Héroes le ha costado a Junction Point la existencia.

Disney cierra el estudio, y oficialmente lo achaca a la restructuración de la división de videojuegos de la empresa, esa misma que en 2011 acabó con los creadores de Turok, Propaganda Games, y con Black Rock Studio. Sabemos que la empresa está trabajando en un juego sin precedentes, Diseny Infinity, un Sandbox en el que los personajes de Disney se encontrarán con los de Pixar, y que podría tener el plan de desarrollar su propia videoconsola portátil. A todo esto, hay que sumar la compra de Lucas Film, que incluye Lucas Arts, y por tanto más estudios de videojuegos en nómina. Entre unas cosas y otras, no había sitio ya para Junction Point en Disney.

Warren Spector ha publicado una carta de despedida en Facebook. Aunque triste, se siente muy feliz por haber trabajado en Disney, por formar parte de la historia de la mítica empresa, es algo mágico para él.

Spector se siente muy emocionado por los nuevos retos que se presentan en el futuro, ya fuera de Disney, y habla con orgullo de los chicos de Junction Point. Cuando comenzó el proyecto Epic Mickey, Spector les espoleó, recordándoles que, incluso aunque las cosas acabaran mal, como mínimo serían una nota a pie de página en la increíble historia de Walt Disney. Ahora, recuerda, con orgullo, estas palabras.


%title

    el 02.02.13

 

Especiales