Sexismo y videojuegos

¿Es la industria del videojuego sexista? Pues sí, para que nos vamos a engañar. Las chicas se incorporan, cada vez en mayor medida, a este tipo de entretenimiento, y ciertamente el número de heroínas se multiplica con el paso de los años. Pero ese aumento no se produce entre el personal de los estudios de desarrollo.

Cualquiera que pise una escuela técnica de ingeniería informática verá claramente que la proporción hombres-mujeres es desigual. Y eso se traduce en que en la industria que nos ocupa trabajan muchos más hombres que mujeres. La mayoría de los directores de estudios son varones, salvo alguna rara excepción, como la de Lucy Bradshaw (Maxis) o la de Jade Raymond (Ubisoft Toronto). Quizás en el campo del diseño es donde más chicas se pueden encontrar.

En los pasados días, se ha abierto un debate sobre este tema en Twitter. La escritora Filomena Young fue preguntada por una seguidora sobre la opción de entrar a trabajar en este mundillo, de escribir un guión para un videojuego. Para su respuesta, usó el hashtag #1ReasonWhy, refiriéndose a los vidoejuegos como un campo en el que se usa a las mujeres son vistas únicamente como objetos.

Pero otra escritora, Rhianna Pratchett, ha querido responder siendo mucho más constructiva, pues es una industria en la que ha trabajado durante muchos años. Entre sus obras, destacan algunos videojuegos protagonizados por mujeres, como el primer Tomb Raider, Mirror’s Edge o Heavenly Sword, así que tiene experiencia de sobra para que su opinión sea tenida en cuenta. Pues bien, Rihanna sustituyó el hashtag #1ReasonWhy por #1reasontobe, pidiendo a las chicas que trabajan en estudios de desarrollo que explicaran sus motivos por los que les gustaba trabajar haciendo juegos, y la forma en la que habían conseguido hacerse un hueco en esta industria.

Es obvio que, cuando esto de los videojuegos estaba arrancando, el producto se posicionó como un “juguete para chicos”, dificultando el hecho de que la creación de videojuegos se convirtiera en una verdadera vocación para mujeres. Pero cada vez hay menos lugares a los que los videojuegos no puedan llegar, no ya en términos de género, sino también en lo que respecta a la edad. No nos cabe duda de que en próximas generaciones habrá muchas más mujeres haciendo juegos, aunque por supuesto, y como siempre pasa, tendrán que partirse la cara un poco más que los hombres para ser aceptadas.


    el 29.11.12

 

Especiales