Desarrollar Syphon Filter resultó una locura

Recordáis Syphon Filter, ¿Verdad? Se trató del intento de Sony por aprovechar la locura que provocó entre los usuarios de su consola gris, la PlayStation, el lanzamiento de Metal Gear Solid. El enfoque basado en el espionaje que ofreció Konami cautivó a todos, y Syphon Filter se presentaba como una poderosa competencia.

De hecho, algunos medios oficiales de Sony llegaron a presentarlo como un juego superior al creado por Hideo Kojima. No era para tanto, pero Syphon Filter era un gran juego en todo caso, una de las grandes franquicias de SCEE en aquellos momentos, y que ahora se ha visto relegada a un segundo plano. Aun así, muchos fans esperan poder ver una nueva aventura protagonizada por Gabriel Logan en el futuro.

Syphon Filter fue creado por Eidetic, lo que ahora se conoce como Sony Bend Studio. Ya es parte oficial de la multinacional, realizó la última entrega conocida de la serie en 2007 y, desde entonces, se ha dedicado a llevar grandes sagas de Sony a consolas portátiles: Resistance Retribution en 2009 para PSP y Uncharted Golden Abyss en 2011 para Vita. Pero los inicios no fueron fáciles, como suele pasar, y el desarrollo del primer Syphon Filter resultó realmente duro.

Uno de los antiguos miembros de Eidetic, John Garvin, así lo ha afirmado. Comenta el director y guionista que la única directriz que había era la de hacer un juego que incluyera un alto grado de espionaje. El equipo estaba formado por tan solo 13 personas, y la mayoría de ellas no tenía absolutamente ninguna experiencia haciendo títulos de esa índole.

Además, la idea del juego no estaba muy clara desde el principio, las cosas se fueron haciendo sobre la marcha y hubo que poner parches por todos lados (síntoma claro de la ausencia de un diseño lógico definitivo previo al proceso de desarrollo del software). Todo fue caótico, y Syphon Filter estuvo a punto de ser cancelado en diversas ocasiones.

Fue una forma alocada de hacer un videojuego, pero el hecho de contar con tan pocos trabajadores ayudó a que se pudiera hacer esa forma, ya que una infraestructura mayor se hubiera desecho en el proceso.

Es curioso que los chicos de Insomniac Games ya nos hablaron hace poco de una situación igualmente estresante a la hora de producir la primera trilogía de Spyro the Dragon para PlayStation. ¿Acaso Sony explotó sin límites a pequeños estudios para poder lograr la posición en la industria del videojuego que tiene hoy en día? Bueno, en todo caso hay que decir que esos pequeños estudios ya no son tan pequeños, no hay duda de que el esfuerzo que hicieron les valió la pena.

En cuanto a Sony Bend, tenemos una pregunta: ¿Qué están haciendo desde que acabaron Uncharted: Golden Abyss? ¿Cuál será su próximo juego? Veremos si nos presentan algo de cara a la próxima generación de consolas.


    el 26.10.12

 

Especiales