Nintendo se queda con Bayonetta. ¿Cambio de política?

Desde tiempos de N64, las consolas de Nintendo han vivido principalmente de los productos first-party, o sea, de los juegos desarrollados por sus propios estudios internos. Esta es una política un poco distinta de las que llevan a cabo Sony y Microsoft, pero no da malos resultados, porque la empresa dispone de marcas exclusivas que atraen a un número millonario de compradores.

Hay gente que recuerda a Wii como un fracaso, pero se trata de una consola que ha vendido 97 millones de unidades en el mundo entero, muchas más que Xbox 360 y PlayStation 3, que andan, ambas, por debajo de los 70 millones. Y es que, cada edición de Mario, Mario Kart, Pokémon, Super Smash Bros, Zelda, Wii Fit o Mario Party venden millones y millones de copias, y venden consolas y consolas por sí solos.

Uncharted, God of War, Halo o Gears of Wars también han demostrado posibilidades similares en cuanto a las ventas de juegos, pero en general los números de Nintendo son inalcanzables por cualquier desarrolladora de software. Por eso la empresa no ha necesitado nunca un gran apoyo de las third parties, pero eso implica renunciar a un publico concreto, el de los jugadores hardcore, que son los más fieles en realidad.

Ahora, parece que la empresa quiere crear, de cara a Wii U, una amalgama entre juegos casuales y hardcore, para poder atraer a todo tipo de público. El Assassin’s Creed 3 de Ubisoft, el FIFA 13 de EA o el Call of Duty: Black ops 2 de Activision convivirán con New Super Mario Bros U, Sports Connection, Wario&Ware y compañía.

Y, aunque Nintendo ha colaborado en multiples ocasiones con estudios externos (Rare, Square, Capcom, Ubisoft, Namco…) no es habitual que lo haga para financiar una licencia que no es propiedad intelectual suya. Lo hizo con Perfect Dark, por ejemplo, pero no es lo más común. La empresa carece de propiedades intelectuales indicadas para el público adulto, nunca las ha hecho y no parece que quiera hacerlas. Ya pagó a Rare para que las hiciera en el pasado y ahora hace lo propio para que Platinum Games desarrolle en exclusiva para Wii U la segunda parte de Bayonetta, el juego que puso al estudio en boca de todos hace unos años.

Ojo, hay mucha gente enfadada por esto, ven en esta decisión un acto de traición por parte de Platinum Games a sus seguidores. No hay nada raro en ello en realidad, Konami paga al estudio para que desarrolle Metal Gear Rising: Revengeance para las consolas que la empresa quiera y Nintendo le paga para que le haga un Bayonetta exclusivo de Wii U. Pero aquellos que disfrutaron de la primera parte en PS3 o Xbox 360 ven ahora imposible continuar jugandoaa la saga Bayonetta, pues comprarse una Wii U no entra en sus planes.

Las críticas hacia Platinum Games han sido numerosas, y muchas se han realizado a través de la cuenta de Twitter de la empresa. Las opiniones, acertadas o equivocadas, son siempre respetables, pero hay aficionados estúpidos que han llegado, no solo a insultar a miembros concretos del estudio, sino a amenazarles de forma grave y repulsiva. Y, ¿Por qué? ¿Porque un videojuego va a lanzarse para una consola y no para otra? Hay gente que esta muy mal.

Platinum Games debería acudir a las autoridades para enfrentarse a este tipo de comportamientos. Pero, por ahora, lo que ha hecho es intentar explicar a sus fans los motivos del cambio en la saga Bayonetta. Según Tatsuya Minami, presidente del estudio, en una reunión con SEGA, publicadora del primer Bayonetta, se llegó a la conclusión de que, para poder revivir la franquicia, era necesaria una alianza con otra empresa, en este caso con Nintendo.

Como todos sabemos, SEGA se encuentra en una situación económica muy delicada, y tan solo desarrollará unos pocos juegos en formato físico, aquellos que le aseguran unos beneficios claros. Bayonetta, por lo visto, no es uno de esos juegos. Las ventas son las que mandan, al fin y al cabo, y Platinum Games espera poder consolidar a Bayonetta como una saga importante de la mano de Nintendo, una empresa que entiende, más que nadie en la industria, de marketing, y de dar relevancia a un videojuego.


%title

    el 15.09.12

 

Especiales