Bayonetta, curvas letales

Dice Kenichiro Yoshimura —empleado de Platinum Games y modelador principal de Bayonetta— que se inspiró en catálogos occidentales de ropa interior femenina para esculpir el perfecto cuerpo de la bruja cazadora de ángeles. Y la verdad es que, viendo a Bayonetta, es complicado imaginarse a una mujer de proporciones tan particulares. Pero, aunque el físico de nuestra protagonista sea el centro neurálgico del juego, está claro que este título ofrece mucho más que unos pechos firmes y un trasero bonito.

bayonetta01

Bayonetta es un hack’n’slash que podría compararse, para que entendáis bien su mecánica, a la archiconocida saga Devil May Cry. Pese a ello, el humor del juego que hoy nos ocupa es bastante más ácido y adulto, haciendo continuas alusiones a la sexualidad o la vulgaridad, todo desde un prisma bastante sutil y astuto, y sin dejarlo caer en lo soez y lo grosero. Una vez más, su jugabilidad se cimenta sobre la repartición de guantazos entre grupos no muy amplios de enemigos de distinto calado. Con cuatro armas más el cuerpo a cuerpo, y una buena cantidad de piruetas como hacer el pino, o la ejecución de muchos tipos de combos que alternan el salto, el disparo y el uso de las torneadas piernas de Bayonetta, limpiaremos el escenario de enemigos de tamaño similar al nuestro, pero también de aquellos espectacularmente gigantescos tan típicos de los juegos de acción en tercera persona más recientes.
bayonetta02

En el sistema de combate también se le ha dado un peso importante al uso de magias y hechizos, que brotarán de la larguísima melena de Bayonetta y que, por increíble que parezca, es lo que cubre todo su cuerpo. Dichos hechizos constarán, además de los tradicionales golpes especiales, de invocaciones de distintos tipos de ataques de forma que su pelo adquiere formas como la de un dragón o un puño gigante que elimina a los adversarios sin dejar rastro. Pero el morbo y la sexualidad no sólo están en la estética, si no que también invaden la jugabilidad, de forma que cada vez que concatenemos un cierto número de golpes consecutivos, el pelo de Bayonetta irá dejando de cubrirla y nos mostrará su cuerpazo. Eso sí, con cierta censura.

Así pues, con unos valores de producción de primer nivel y un especial cuidado por la espectacularidad visual y la estética retorcida e imaginativa, Bayonetta se presenta como una de las apuestas más interesantes para los próximos meses en consolas de nueva generación.


%title

    el 07.06.09

 

Especiales