Spectrum y Commodore 64 llegan a la tercera década

Aunque parezca mentira, en este año que acaba de iniciarse, algunas plataformas paradigmáticas en el mundillo de los videojuegos estarán cumpliendo su buena cantidad de años. Para ser más precisos, tanto Commodore 64 como así también Spectrum estarán llegando a sus treinta abriles, nada más y nada menos. Justamente, la segunda de las mencionadas arribará a la tercera década en abril de 2012. Cabe recordar que apareció en dicho mes de 1982. Por su parte, la primera hizo su aparición ese mismo años, pero en agosto.

En lo que respecta al precio, Commodore 64 ni bien arribó a las tiendas cotizó en 600 dólares. Mientras que sus principales características radicaban en contar con un monitor de tubo y una Ram de 64Kb. Seguramente que más de un memorioso, y algo veterano también por qué no, recordará haber probado en este ordenador títulos tales como: Super Pipeline 2, Ghost and Goblins, Myth, Comando, Turrican 2, Delta, Bubble Bobble, Spy Hunter, Donkey Kong, The Hobbit, Arkanoid y Ms Pacman, entre muchos otros.

En lo que respecta a Spectrum en tanto, hay que remarcar que rápidamente se supo convertir en uno de los microordenadores más exitosos en el antiguo continente. En tanto, yendo a sus detalles particulares, cabe recordar que contaba con memorias RAM entre 16 y 48Kb. Ello dependía del modelo al que se debía unir la memoria de la ROM de la plataforma. A su vez, más de uno quedó sorprendido con su peculiar y poco ortodoxo aspecto. De hecho, traía un teclado de caucho integrado en el ordenador. Además, contaba con un sistema de almacenamiento por cinta de casete. De más está decir que lo que sacaba de quicio a sus propietarios era esperar el tiempo de carga, que habitualmente se hacía eterno.

Tal como ocurrió con Commodore 64, también hubo títulos que quedaron en la historia y que se pudieron disfrutar en Spectrum. Entre los más importantes figuraban: R-Type, Knight Lore, Flunky, Match Point, Arkanoid, Uridium y Cobra. Claro que el tiempo pasó y todo mejoró ostensiblemente en la industria, pero a pesar de ello, estos inicios lejanos quedarán indefectiblemente en la historia.


    el 04.01.12

 

Especiales