Kinect es usado para la medicina infantil

Siempre resulta reconfortante saber que la industria del entretenimiento también puede llegar a ser utilizada por otras ramas para encontrarle soluciones a diversos problemas. Por eso mismo, no hay que dejar de pasar por alto el uso que un grupo de investigación está haciendo del periférico Kinect. Desde la universidad estadounidense de Minnesota han acudido a la tecnología para poder llevar a cabo una investigación médica. Sí, investigadores de la mencionada casa de estudios norteamericana se encuentran utilizando sensores de movimientos de la consola de Microsoft para tratar de analizar e investigar anomalías físicas que suelen desarrollarse en la infancia.

De acuerdo a lo informado por los médicos, el flamante periférico vendría a actuar como una especie de cámara que serviría para localizar movimientos anómalos en los internos, lo cual permitiría predecir factibles patologías. En este nutrido grupo de especialistas hay componentes surgidos de distintas especialidades. En este equipo trabajan codo a codo expertos en medicina, en ciencia y en tecnología, claro está. Ellos mismos han comentado que acudieron a un set de periféricos de la máquina de Micrsoft para estudiar y analizar movimientos anómalos tantos en niñas como niños.

Según sus previsiones, este estudio ayudaría a poder padecimientos tales como el desorden obsesivo-compulsivo, el déficit de atención o el autismo por ejemplo. Por supuesto que los especialistas se han encargado de aclarar que el tratamiento los pacientes lo hacen con el acompañamiento de sus progenitores, para que los mayores puedan comprender mejor los patrones de comportamiento de los menores.

Uno de los profesores más reconocidos de la Universidad de Minnesota, Nikolaos Papanikolopoulos, no dudó en declarar que este nuevo mecanismo de estudio podría llegar a cambiar la medicina. En tanto, agregó que el uso de Kinect otorga ventajas notables al proceso de observación, ya que, por ejemplo, no requiere de los elementos que se colocan en el cuerpo de los pacientes, algo que siempre incomoda a los niños. A todo esto, el investigador agregó otro punto favorable gracias a la utilización del periférico. Se trata del económico, puesto que según lo que indicó esta técnica les sirvió para ahorrar nada más y nada menos que cien mil dólares.


%title

    el 16.03.11

 

Especiales