Microsoft cancela juego sexual que utiliza Kinect


Kinect, el flamante control con sensor de movimiento de Xbox 360, ha logrado estar en boca de todos. Y no son principalmente los juegos lo que han hecho famoso este dispositivo, de hecho salvo Dance Central y Kinectimals, el resto de los títulos lanzados para Kinect son de una calidad de regular para abajo. Entonces, si no son los juegos, ¿por qué todo el mundo habla de este nuevo periférico desarrollado para la consola de Microsoft? Por todas las modificaciones y hackeos que ya se le han realizado.
Prácticamente desde el lanzamiento mismo de Kinect, hackers y técnicos de todo el mundo han diseccionado e investigado todos los secretos que esconde el periférico, obteniendo distintos resultados, varios de ellos por demás interesantes y simpáticos.
Por mencionar algunos, ya que se tratan de varias estas modificaciones, un técnico logró hacer funcionar un Kinect en una PC y otro lo ha utilizado para mover íconos con sus manos, emulando lo que hiciera Tom Cruise en la película de ciencia ficción “Minority Report”, quien movía íconos de una gran pantalla utilizando sus dedos.
Mientras muchos esperaban que todo este tipo de modificaciones y hackeos hechos en dispositivos Kinect fueran denunciados por Microsoft, la compañía hizo todo lo contrario, reconociendo la creatividad de los que los hicieron, quizá con la intención de contratar algunos de ellos en un futuro para que trabajen en futuras actualizaciones del dispositivo.
Al mismo tiempo que se dieran a conocer todas estas distintas modificaciones en modelos de Kinect, el estudio ThriXXX reveló su nuevo (y por demás arriesgado) proyecto, un videojuego que nos permite actuar (mediante el flamante nuevo control de Xbox 360) con esculturales modelos virtuales de mujeres.
El anuncio de este juego vino acompañado de un video explicativo en el que se mostraba como jugaba al título, dejando todo más que claro. Nuestro principal objetivo en el juego pasa por aputar (Kinect mediante) a la pantalla, y de esa manera “tocar” partes del cuerpo de las mujeres que aparecen en pantalla, quienes obviamente responden al estímulo. Como era de esperarse, ante semejante y arriesgado proyecto, Microsoft salió al cruce cancelando su lanzamiento. «Microsoft no autorizó ni licenció su tecnología para este uso,» afirmó la compañía.
Para no los conocen, ThriXXX es un estudio que desde 2003 se dedica a desarrollar juegos de índole sexual para PC. «Los recientes eventos en la comunidad hacker de Kinect han permitido que los drivers de Kinect se puedan usar en un PC con Windows 7. La interfaz de Kinect ofrece una excitante opción a las usuarios de software de estimulación sexual al controlar la experiencia de nuevas formas,» afirmó un responsable de ThriXXX, quien más allá de estar contento por la versatilidad de nuevo dispositivo de Microsoft no pondrá vender, al menos de forma legal, este nuevo proyecto de su empresa.


    el 21.12.10

 

Especiales