God of War 3 y la violencia

Damos por finalizada y nos ponemos a analizar esta encuesta, en la que preguntamos si te parecía excesiva la violencia de Gof of War 3. Con más de 30.300 opiniones (gracias a que dejamos abierto este tema durante bastante tiempo jajaja), el 19% dijo que efectivamente le parece demasiado, mientras que 57% dijo que no, y a un 24% le resulta indiferente.

god-of-war-encuesta

Los números son claros y contundentes, pero charlemos al respecto. Es como si la barra que divide lo que se puede mostrar y lo que no se va ampliando cada vez más, a partir de escenas que rompen los esquemas que uno ya conoce. Esto es algo que vivimos permanentemente en el terreno de los videojuegos, como pasa también en otros ámbitos. Lanzamientos como Mortal Kombat (con las tremendas fatalities) o Duke Nuken (y aquellas escenas de stripers, además de la violencia en sí misma) son claros ejemplos de esto que trato de decir. No digo que esté bien o esté mal, los que me leen en GuiaMania desde hace tiempo saben que yo soy un defensor de la premisa de que los videojuegos no son más violentos de lo que pasa en las calles o en la pantalla de la TV, y que generalmente aquellos que critican este mundo, lo hacen desde la ignorancia.

De cualquier forma, no podemos negar que la barrera de lo correcto e incorrecto se mueve. God of War lo hace con cada capítulo, con lo cual no solamente se aprecia una evolución en la jugabilidad y en los gráficos, sino también en el morbo por la sangre, en cabezas que explotan o a las que les lanza flecha para atravesarlas e impactarnos visualmente.

Sí, la violencia está, y en los videojuegos yo lo tomo como un plus. A mí me gustan los juegos violentos, no porque sean más reales, sino porque son más emocionantes y tienen un efecto de sorpresa con respecto a lo que vamos a presenciar.

Remarcar que un título que se llama God of War (Dios de la Guerra) propicia de entrada el condimento de un ataque intenso de violencia. Y es así que no todos los juegos manifiestan lo mismo. Hay juegos para los más pequeños, hay juegos para niñas, hay juegos para fanáticos de las carreras, etc., etc., etc. Cada uno juega a lo que le gusta, y sabe más o menos con qué se va a encontrar. Incluso existen símbolos que identifican el contenido de un juego, aunque nadie les de importancia (como cuando vamos al cine y aparece el cartel que dice que la película es para mayores de 21 años).

También, me parece interesante decir que quienes tenemos por lo menos 18-20 años para arriba, hemos podido acompañar el cambio en la violencia digital, y es que me imagino que empezar de cero en este terreno con un título como God of War 3 puede ser un poco fuerte. Pero por el otro lado, esta persona que formara parte de una nueva generación, ya se va formando dentro de estándares más extremos a nivel general.

No quiero expandirme más de lo que ya lo hice 🙂 Y cierro con esto: La violencia en los videojuegos es un tema recurrente porque vende. El otro día veía un noticiero que pasó alrededor de 10 minutos analizando esta cuestión, y al rato, en otro informe, pasaban imágenes verdaderamente violentas que hacen a la vida real, con un nivel de morbo mucho peor al que podemos percibir en cualquier videojuego.


    el 20.09.09

 

Especiales