Video de Ninja Blade

ninja_blade_demo

Criaturas horrendas atacan la ciudad de Tokio, reconstruida magistralmente con un motor gráfico que demuestra la capacidad de Xbox 360 en un juego de acción y aventura que combina elementos clásicos de los videojuegos y la historia, los ninjas, con una jugabilidad adictiva y bien implementada.

Ninja Blade, desarrollado por From Software, retoma muchos conceptos y mecánicas de títulos como Ninja Gaiden y Devil May Cry, pero los maneja de una manera particular, más teniendo en cuenta que sus creadores han trabajado en otros juegos de acción en tercera persona con temáticas ninja, como Otogi y Otogi 2.

Con escenas cinemáticas dirigidas por un miembro del prestigioso estudio animado Production I.G, Ninja Blade se narra una aventura de ciencia ficción, con un terrible virus que, al entrar en contacto con los humanos, los transforma en unas criaturas horribles y carentes de conciencia que buscan destruir todo a su paso.

Tokio es uno de los centros urbanos atacados por una violenta epidemia del virus, y será un grupo especial de contención integrado por un clan ninja el responsable de evitar que toda la ciudad sea infectada.

Los enemigos, tanto personas como plantas y todo ser vivo que entre en contacto con el gusano, tienen un diseño a medio camino entre lo visto en juegos como Resident Evil y Silent Hill, grotescos, atemorizantes y muy violentos.

Las habilidades de Ken Ogawa, nuestro ninja, son principalmente físicas, contando con tres diferentes tipos de espadas (katana, claymore y kodachis) y un shuriken con poderes elementales, que serían su conexión con los conocidos “poderes ninja”, tan vistos en la industria del videojuego desde Shinobi y otros clásicos.

Pese a retomar conceptos muy tradicionales, un ninja luchando contra hordas demoníacas en grandes cantidades, Ninja Blade cuenta con un apartado gráfico muy elevado y una dinámica adictiva que hará que olvidemos los puntos flojos y nos concentremos en sus virtudes jugables, que no son pocas.


%title



 

Especiales