Wii ¿sigue sorprendiendo?

Wii… quien hubiera creído hace 5 años que una palabra tan simple iba a ser sinónimo de revolución y ¿porque no decirlo? de una profunda restructuración en lo que publico objetivo de los videojuegos se refiere. Wii no solo llego demostrando que la gente esperaba sorprenderse más que gráficos alucinantes o sonido envolvente, pero han transcurrido casi 2 años desde “la novedad” y es inevitable comenzar a preguntarse ¿tiene Wii más vida por entregar? Antes de comenzar con el debate quiero dejar en claro que soy un feliz poseedor de una Wii y es justamente por ello que hablo con propiedad y no solo en base a una especulación.

Vamos al grano entonces: Wii es una consola singular. Fue la primera en introducir en forma masiva, fácil e intuitiva el tema del sensor de movimiento al hogar. El resultado fueron millonarias ventas que lograron que extraoficialmente ganara el título de “Wii imprime dinero!”. A la fecha es sin lugar a dudas la número uno indiscutible en cuanto a ventas de hardware se refiere y con títulos como Mario Kart Wii o Super Smash Bros Brawl, la blanca de Nintendo a podido hacer pelea a los mounstros de Xbox360 y PlayStation3 que la aplastan en cuanto a versatilidad (Wii es prácticamente solo para jugar mientras que su competencia es un verdadero centro multimedia en el living de la casa). Sin embargo con el correr de los meses algo extraño ha comenzado a pasar.

En primer lugar fue Wii-Zapper, un accesorio que, sin ánimo de ser malicioso en mis palabras, no sirve de nada. Es cierto que podemos utilizarlo en una cantidad bastante grande de juegos, pero también tenemos que ser honestos y esa misma cantidad de juegos es completamente disfrutable sin el pedazo de plástico que nos vendían con la excusa de tener un juego especial de Link. Ahora sale al mercado Wii Music, un título que simplemente no tiene pies ni cabeza. Si bien es una medida bastante “casual” de llevar la música al hogar, el punto de los juegos musicales está absolutamente conquistado por títulos como Rock Band y Guitar Hero. Wii Music solo logra que un grupo de personas simulen tocar un instrumento aunque en realidad esto es casi producto de la imaginación del usuario y no precisamente del software que lamentablemente peca de sencillo en extremo dejando las pistas de audio (lo que debería ser su fuerte) en un bochornoso conjunto de melodías que no se veía desde el Super Nintendo.

¿Qué ocurre con Wii entonces? Todos los que poseemos una sabemos que a la larga para el público casual es más entretenido jugar Wii Sports que, por dar un ejemplo, The Force Unleashed y es que juegos como este último es superior en muchos aspectos en sus pares de Xbox360 y PS3. A Wii la está pillando la tecnología y es justamente la ausencia de Alta Definición (conocida popularmente como HD por sus siglas en inglés) la que le está jugando en contra a la consola de Mario. Si bien al momento de salir Wii, el HD era solo un lujo, casa día se vuelve más una norma en los hogares del mundo. Es cierto que queda mucho camino por recorrer, pero el avance de la televisión digital hace que cada día más gente adquiera televisores de alta definición en los cuales, nos guste o no, Wii se ve terriblemente mal. Aun si compramos el cable componente para esta consola (de hecho poseo el original de Nintendo), el resultado sigue siendo tremendamente inferior a lo esperado y el cambio cuando has pasado de ver una película de Blu-Ray o jugado Xbox360 es simplemente decepcionante. Aunque el audio no está del todo dejado de lado siendo Dolby Pro-Logic II (la tecnología de sonido envolvente de Wii) una excelente alternativa, el poder que tiene la salida para fibra óptica de 360 y PS3 dejan como mp3 al poder de audio de la pequeña maravilla.

¿Por qué toco este tema entonces? La respuesta es simple: las consolas necesitan que sus usuarios les compren juegos y cuando la novedad de “mover la raqueta” pasa, es tremendamente importante agarrar a la corriente general de compradores y satisfacerla (nunca olvidemos que esto es ante todo un negocio). En ese ámbito Nintendo tiene solo dos alternativas: sacar un dispositivo que le permita a su consola reproducir contenido en HD (aunque sea en un digno y hermoso 720p) o en su defecto sacar una suerte de “Wii 2.0” con la mencionada característica y de paso con capacidad de sonido 5.1.

El tiempo dirá que ocurrió finalmente y puede que Nintendo vuelva a sacar un título que deje a todos boquiabiertos olvidándose (al menos temporalmente) de lo que significa jugar con una resolución de 1080 y sonido envolvente real. Pero llegará el día en que la norma será poseer un HDTV y si Nintendo sigue jugando con el mismo fuego, podría llegar a quemarse.


    el 13.11.08

 

Especiales