Video de Eternal Sonata

Eternal Sonata, la nueva generación de consolas y un RPG centrado en los últimos momentos del compositor Fréderic Chopin.

Publicado por Namco Bandai (los mismos que nos han traído las últimas entregas de la saga Tales) y desarrollado por el grupo tri-Crescendo (los que hicieron Baten Kaitos y Baten Kaitos Origin), Eternal Sonata se presenta como uno de los más coloridos juegos de rol que hasta el momento hayamos visto en la Xbox 360 y la Play Station 3.

Los gráficos demuestran una estética animé muy bien cuidada y escenarios amplios y llenos de color, que nacen en el extraño contento en que se desarrolla el juego. Y digo extraño porque la premisa del juego es vivida dentro de la mente del compositor y pianista romántico Fréderic Chopin en sus últimas horas de vida.

Pocas horas antes de su muerte, nos introducimos en la mente y en el mundo creado por la maravillosa imaginación de un hombre que vivió y se expresó a través de la música, y Eternal Sonata constata eso con singular belleza.

El mundo de Chopin se encuentra plagado de personajes históricos y otros inventados, pero relacionados con la música. Esto tendrá gran incidencia en el modo de batalla y además se palpa al poco de comenzar el juego con una banda sonora integrada por temas del compositor, interpretados por el reconocido pianista Stanislav Bunin, y por los otros que son obra de Motoi Saturaba, siempre respetando una línea armoniosa y muy cuidada tanto en lo sonoro/musical como en lo gráfico y jugable del título.

El modo de batalla mezcla componentes de la batalla tradicional por turnos, con un “Tiempo Táctico” establecido para escoger el curso de acción, y luego una barra de energía de acción que permitirá mover al personaje, de un grupo de tres, utilizar objetos o atacar de acuerdo a la cantidad de puntos que lleve cada acción en determinado punto. Los enemigos están visibles en la pantalla y podremos evadir peleas innecesarias, algo típico en los RPGs de nueva generación en contraste con el antiguo método de las batallas al azar.

También se agrega el componente de sombras y luces en el combate, con sus diferentes efectos en las técnicas y en el daño ocasionado. Este componente táctico, teniendo en cuenta las transformaciones que suceden en la luz y la oscuridad, y los ítems que podemos utilizar para cambiar la naturaleza del terreno, le agregan aún más dinámica al modo de batalla del juego.

Eternal Sonata le da la bienvenida a la nueva generación con una muestra de las nuevas capacidades de consola para traernos un ejemplar típico del RPG con estilo animé y dinámica de combate con momentos de táctica. Muy recomendable.



%title



 

Especiales