War Leaders: Clash of Nations, Segunda Guerra Mundial de producción española

Nos encontramos ante otro producto ibérico en toda regla y, como tal, sería bueno que le prestáramos nuestro apoyo, ya que la industria está bastante regular. Esta vez se trata de War Leaders: Clash of Nations, viene de la mano de Enigma, una productora española. Veamos qué tal está.

De nuevo nos situamos en plena Segunda Guerra Mundial (que original) y guiaremos a una de las siete facciones disponibles (Japón, Rusia, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia o Reino Unido) por los senderos de la Guerra y harán aparición líderes políticos y militares tales como: Stalin, Churchill, Hitler, Roosvelt, Mussolini, De Gaulle o Hideki Tojo.



Gráficamente el juego se divide en dos partes. Una donde vemos el mapamundi (estilo Risk) y otra en tres dimensiones donde se desarrollan los combates. La segunda, más interesante técnicamente hablando no está mal, pero deja bastante que desear en el modelado y las texturas en general. Además está mal optimizado y aunque cumplas los requisitos mínimos puede ir regular, notándose muy pesado. A pesar de todo el conjunto general no defrauda y es aceptable teniendo en cuenta los recursos de los que disponen dicha compañía.

Jugablemente es atractivo, combinando dos elementos, la estrategia por turnos y la de tiempo real. En el modo campaña podemos seleccionar el rigor histórico con el que queremos jugar y algunos parámetros más, posteriormente pasamos a la partida en sí misma. Es por turnos y cada uno se divide en dos fases, planificación y acción.

En la fase de planificación vemos el globo terráqueo y controlamos la producción de recursos, los territorios propios y enemigos, la disposición de las tropas, la diplomacia (muy importante) y la investigación. Hay muchísimos parámetros que controlar, como cualquier juego de estas características. Podemos mover tropas, pero su movimiento no será efectivo hasta la segunda fase del turno.



En la segunda fase si entramos en combate pasamos al motor 3d y nos hallaremos en medio de un juego de acción en tiempo real. No controlamos batallones, sino unidades individuales, pero podemos controlar su posición, actitud etc. Al comienzo pasamos por una fase de despliegue donde nosotros y el enemigo colocamos las tropas, cada uno en su zona como mejor nos plazca. Hay que decir que la IA es muy buena y que el sistema de combate es variado y divertido. Todo un acierto por parte de enigma.

Las voces de los soldados están dobladas a un perfecto castellano y su interpretación es buena (tratandose de un trabajo español, es comprensible). La banda sonora, por otro lado, no destaca demasiado, se podría haber hecho más hincapié en ella.

Estamos ante un completo juego de estrategia, en el que podemos controlar múltiples aspectos (ya que si no nos gusta el modo de mapamundi, podemos jugar partidas sin él). Muy variado y divertido, con un buen sistema de combate.


    el 23.10.08

 

Especiales