Mitad de generación: ¿está todo dicho?

El Tokyo Game Show 2008 ha terminado. Ciertamente este año tuvo noticias interesantes como fue la pérdida de exclusividad de Tekken 6 por parte de Sony y su PlayStation 3 a manos de Xbox 360 de Microsoft. También hubo sorpresas como los gameplay de títulos como los nuevos Kingdom Hearts, el anuncio de la fecha oficial para el nuevo dashboard de 360, los detalles del rediseño de la Nintendo DS con su nuevo formato DSi o jugosos datos como el anuncio de un nuevo Castlevania, trailers de Resident Evil 5 y quizás muchas cosas más. Sin embargo creo que faltó un poco el entusiasmo de hace un año (tanto de contenido como de producción) y creo que es por la razón que pretendo comentar en el siguiente artículo de opinión.

Estamos en un periodo de transición de videojuegos. La conocida “New-Gen” compuesta de Wii, PlayStation 3 y Xbox360 está instalada hace rato. Ya no sorprende la apuesta de Nintendo, el poder de Sony o la versatilidad de Microsoft y nos encontramos en ese periodo inerte entre una generación y otra. Estamos en un momento en que no hay anuncios de nuevas consolas (rumores nunca generan la expectación que un anuncio oficial) y aunque se viene títulos fuertes, ya han pasado las buenas franquicias por lo que tampoco tenemos grandes sorpresas por esos lados.

Entonces ¿Qué hacemos? Podemos esperar los buenos juegos que se vienen con el tiempo como son las secuelas de God of War, Final Fantasy o novedades del tipo Little Big Planet; pero cuando ya está (como se dice en mi país) “toda la carne en la parrilla” es difícil lograr sorprender a las personas sin dejar ese aire de gusto a poco que siento estuvo presente en la ya pasada deria de videojuegos del Japón.

Mucha gente comenta que esta ha sido una de las generaciones de videojuegos más aburridas que han existido. Aunque respeto ese comentario, ciertamente no lo comparto: en esta generación hemos tenido la posibilidad como nunca antes de poder disfrutar en consolas del juego en línea, hemos podido imaginar que estamos tocando en una banda e incluso hemos podido sentir la experiencia de la alta definición de forma tangible en 2 de las tres consolas nuevas que hay en el mercado.

A quienes piensan que esta generación ha sido aburrida creo que les falta un poco de visión y evolución en su comentario. Esta generación no solo ha entregado cosas novedosas y sensaciones jamás antes imaginadas en materia de entretenimiento de consolas. Es cierto que juegos como MegaMan 9 nos recuerdan que la verdadera diversión está en el contenido y no en el envoltorio, pero quien hubiera podido prever tan solo en la época de PS2 y GameCube (la cual fue en esencia una mejora gráfica de lo que venía anteriormente) que las consolas pasarían de ser sólo aparatos de juego a verdaderos centro multimedia que nos facilitarían una serie de entretenciones con tan solo una máquina. Es cierto que mucha gente quiere su consola “sólo para jugar” (lo cual es entendible y respetable), pero empresas como estas no toman sus decisiones al azar o por capricho y el haber agregado multimedia a sus productos demuestra que el grueso de la población (el mercado objetivo) desea que su máquina pueda tener un valor agregado aun si esto implica un aumento en su precio. Una vez me pregunté cuánto costaría una Xbox 360 o una PS3 si sólo sirvieran para jugar, no tuvieran dashboard y mucho menos una conexión a internet. Probablemente muy poco (tal vez incluso menos que una Wii), pero sin embargo la gente ha comprado y ha aprendido a aprovechar lo que implica tener todo en un solo dispositivo con lo que conlleva en términos de comodidad.

Para muestra un botón: soy poseedor de PS3 y ya he perdido la cuenta de las veces que prendo el mismo aparato para escuchar música, ver películas en Blu-Ray, apreciar fotos, navegar en internet y jugar Metal Gear Solid 4, todo en una sola sesión y sin tener que cambiar el más mínimo cable, control remoto o conexión. Es cierto que si tu vida es más tranquila muchas de las cosas que he mencionado probablemente no tengan sentido, pero la posibilidad de hacer todo eso y más con un solo aparato es potente.

También poseo una Wii y ella se lleva, en cierta manera, la “peor” parte ya que solo la prendo para jugar. Como no tiene valor agregado adicional (aunque compensado por su bajísimo costo) me resulta poco atractiva para realizar otras actividades porque derechamente no puedo hacerlas. Eso no quita en absoluto que considere a Wii una excelente consola capaz de dar diversión grupal por montones, pero cabe destacar que esto es por sus juegos y no por el hardware en si mismo, cosa que si es factible en PS3 y 360. Ahora bien el mundo ha dado por ganadora absoluta a Wii y eso demuestra que aun existe una buena cantidad de población que sólo espera jugar y deja la música para su reproductor de CD, las películas para su máquina de DVD y las fotos para su computador.

Optimizar tiempo, recursos y controles remotos es cosa de cada uno. Nadie está más o menos correcto por tomar una u otra decisión, pero en un periodo “muerto” en cuanto a noticias de videojuegos se refiere, donde la gente no se va a sorprender por títulos como el sencillo Wii Sports y en el cual a veces puede ser más atractivo juntarse a ver una película que repetir el mismo estreno gamer de hace unos meses, se agradece un poco de valor agregado.

El próximo año de seguro vendrán noticias de nuevas consolas (aunque sean sólo nombres sueltos como fueron “Revolution” o “Project 64”), por supuesto los que somos gamers estaremos atentos y mientras tanto los invito a desempolvar sus juegos antiguos que merecen una oportunidad en un nivel más difícil. Videojuegos hay para rato y los periodos “silenciosos” son normales en todas las industrias, además callado o poco anunciado nunca será sinónimo de algo malo por lo que les recomiendo cotizar aquellos títulos que probablemente no fueron avisados con bombos y platinos, pero que de seguro son muy buenos y, a estas alturas, muy baratos. A jugar!


    el 13.10.08

 

Especiales