Baja Edge of Control, otro más al montón

Hay que ver como está el mercado últimamente en cuanto a juegos de conducción alocada, ya tenemos Motorstorm y Pure. Esta vez se trata de un título de 2XL Games, Baja: Edge of Control, veamos cómo se posiciona en la parrilla de salida con respecto a sus competidores.

En este título no manejamos un quad como en Pure, sino que nos pondremos a los mandos de un potente 4×4. De todos modos, la ambientación es básicamente la misma, somos un piloto novato, de pacotilla que quiere hacerse un hueco en el peligroso mundo de las carerras de 4×4. De esta manera, deberemos ir ganando carreras, mejorando y comprando nuevos vehículos para ganar respeto y fama.

Ahora es cuando viene el mayor tirón de orejas a este juego, el título ha sido lanzado para las consolas de Microsoft y de Sony, pero en PS3 rinde a un nivel pésimo. Al principio de la generación esto pasaba de vez en cuando en los títulos multiplataforma debido a que los programadores no estaban demasiado habituados a la arquitectura de PS3 pero ahora lo considero algo completamente inadmisible. Esta demostrado que ambas máquinas pueden rendir a un nivel muy óptimo, así que no hay excusas. En la versión de la consola negra notaremos bajadas bruscas en el framerate y colores totalmente apagados, cosa que puede hacernos pensar que nuestro televisor recién comprado está estropeado.

Aparcando un poco este tema nos encontramos con escenarios con colores muy marrones y con poco colorido y vegetación. A pesar de ellos son variados y están bastante bien recreados. Personalmente prefiero mucho más los de Pure, los cuales derrochaban belleza por los cuatro costados. También hay que señalar que hay muchas texturas que deberían contar con más detalle y chocan con el resto del acabado.

Lo que está bien hecho (en lo que apartado técnico se refiere) en este juego es su sistema de físicas. Los coches reaccionan a cualquier desnivel del suelo haciéndonos perder el control (de ahí su nombre) si no estamos atentos. Los vehículos responden con realismo y se verán afectados por cualquier golpe abollándose o perdiendo piezas. Además esto afecta a su manejo.

Jugablemente diría que sólo es apto para los más pacientes y expertos en el género ya que en la mayoría de ocasiones controlar el vehículo se hace harto delicado y a la mínima podemos perder la carrera. Disponemos del modo historia en el que comenzamos con nuestro piloto desde cero y, a medida que vayamos ganando carreras, iremos desbloqueando nuevas pistas. Este modo está bastante bien ya que es lo suficientemente largo como para entretenernos bastante tiempo. Otro modo es el de carrera simple, donde eligiremos una pista y un vehículo y competiremos con pilotos controlados por la CPU.

El modo online cuenta con los mismos modos que el individual y es muy divertido, nos producirá más de una risa.

El apartado sonoro del juego es algo que me ha llamado la atención. Normalmete en este tipo de títulos se incluyen únicamente temas rockeros pero en este se añaden estilos como el latino, la música electrónica y algunos más. A mí me chocó bastante, no obstante, para gustos colores.

A modo de conlusión apuntaría que es un título muy complicad debido al sistema de físicas y que únicamente lo aconsejaría a quien tenga experiencia en el género. Para quien no sea un experto le diría que Pure es una mejor opción.


%title

    el 30.09.08

 

Especiales