Análisis del juego de Kung Fu Panda

La última película de animación de Dreamworks, Kung Fu Panda, obviamente iba a tener su versión en videojuego. Si hay algo más vendible que un simpático oso panda solo es un simpático oso panda que además sabe tirar patadas y lograr escenas de acción.

Nuestro personaje es Po, al igual que en la película, un panda bastante perezoso al que le encantan tanto las artes marciales como la comida, y al mismo tiempo le cuesta bastante seguir el entrenamiento necesario para hacerse un experto en lucha.

Para su suerte, y tal vez desgracia del resto del mundo, resulta que, el osito Po, posee la marca del guerrero elegido, el guerrero dragón y será quien se encargue de salvarnos de las garras de Tai Lung, el malo en esta oportunidad. El juego en sí, es una de las típicas aventuras de plataformas en tercera persona donde deberemos juntar cierta cantidad de ítems de algún tipo determinado mientras peleamos con los enemigos.

Para luchar podremos ejecutar diferente combos y si lo hacemos correctamente iremos acumulando una barra de poder para lograr un golpe aún más potente. Estas habilidades en el comienzo serán bastante limitadas, pero a medida que avancemos en el juego iremos aprendiendo nuevos combos y ataques.

A lo largo de la historia podremos a otros personajes de la película, como el maestro simio, el maestro tigre, la víbora, la mantis o el maestro pájaro, cada uno de ellos con sus propias características y habilidades que los harán más útiles para determinadas ocasiones.

El juego consta de trece niveles que te resultarán bastante conocidos si viste la película, pues varios de ellos han sido extraídos de la misma, aunque otros son originales del juego, y en cada uno de ellos nos tocará enfrentarnos contra un jefe de ese escenario, así que estate listo para usar todo lo aprendido hasta allí. Además del modo historia, podremos jugar con amigos en los modos cooperativos y multijugador.

En la versión de PS2 el apartado técnico es bastante bueno, el sonido y los gráficos no son los mejores de la historia de la consola, pero son aceptables, la historia es buena y puede darnos algunas horas de diversión, pero es más recomendable para los jugadores más pequeños :).

Además salieron versiones para PS3 y Xbox 360, donde obviamente los gráficos tienen un mayor nivel, pero cabe destacar los gráficos de ambiente con detalles muy bien logrados, y también el Kung Fu Panda para Wii, donde el mando servirá para controlar de diversas formas a los personajes.


    el 26.09.08

 

Especiales