Dungeon Keeper Mobile, EA se pasa con los micropagos

dungeonkeeper0

Peter Molineux es considerado, hoy por hoy, un tipejo bastante rarito, que hace cosas estúpidas, como ese “videojuego” llamado Curiosity, en el que había que quitar pedazos a un cubo y que no le importó a nadie. Pero, en otros tiempos no fue así.

Si escribiéramos este artículo en el año 2.000, hablaríamos de Molineux como un gran precursor dentro de la industria, creador de géneros como la estrategia de negocios (Theme Park, Theme Hospital) o la simulación de Dios (Populous, Black & White). Todo este alarde de innovación le ha valido al diseñador y programador montones de premios.

Una de sus grandes creaciones fue Dungeon Keeper, juego en el que nos poníamos en la piel del personaje que da nombre al juego, el Guardián de la Mazmorra, un bichejo que debía construir una fortaleza, y defenderla, reclutando monstruos para hacerlo. Se puede decir que era una especie de Tower Defense, adelantado a su época, que también contaba con la originalidad de que el jugador manejaba al malo, que se defendía de los héroes del exterior, para después poder destruirlo todo.

Bulfrog, el primer estudio de Molineux, desapareció hace tiempo, pero Electronic Arts, la dueña de dicho estudio, se quedó con los derechos de Dungeon Keeper, que contaba ya con varias secuelas de éxito. Ahora, devuelve a la vida a la saga, en forma de juego para móviles, tanto Android como iPhone.

dungeonkeeper1

Y, si EA ya se cargó Plants vs Zombies mediante el modelo free-to-play con micro-pagos, ha hecho lo mismo con Dungeon Keeper. La versión móvil del clásico ha sido desarrollada por Mythic, y es absolutamente insoportable, puesto que no se puede jugar sin estar pagando gemas a todas horas, y las gemas se consiguen mediante micro-pagos.

En Dungeon Keeper Mobile, tienes que construir fortalezas para defenderlas. Pero no se pueden hacer dos cosas a la vez (se nota que los programadores son hombres), así que hay que esperar para que se termine de hacer cada tarea. Y esas esperas pueden ser cortas, o muyyy largas. Vas a esperar más que jugar, a no ser que saques la cartera.

Porque comprando gemas, con dinero de verdad, estas tareas pueden terminarse mucho más rápido… ¡Que extorsión!

Y encima, el juego carece de motivaciones, no pasa nada si destruyes la fortaleza de un enemigo, o si destruyen la tuya. Vuelves a jugar y ya está. Al menos, se puede cerrar el juego, y las tareas siguen su curso, notificándote si hay alguna novedad. Pero nada de lo que pasa sirve para nada, Dungeon Keeper Mobile es un despropósito.

dungeonkeeper2


%title



 

Especiales