Descanse en paz, Sony Liverpool (WipEout)

No hay duda de que Sony tiene grandes estudios de desarrollo a sus órdenes. De hecho, probablemente sea la desarrolladora de videojuegos que cuente con más talento repartido alrededor del mundo. Algunos de los estudios que trabajan en exclusiva para las consolas PlayStation son los siguientes:

Polyphony Digital, dirigido por Kazunori Yamauchi y autor de la saga Gran Turismo, una de las mejores series de conducción de la actualidad.

Naughty Dog, un estudio que se está convirtiendo en mítico. Después de su trabajo con Crash Bandicoot, en los últimos años ha cautivado al público con Uncharted y ahora trabaja en The Last of Us.

Team ICO, otro estudio japonés famoso por sus innovadoras creaciones: ICO y Shadow of the Collosus. Desde hace años, trabajan en The Last Guardian, juego en el que están ciertamente encasquillados. Su principal creativo es Fumito Ueda.

Quantic Dream, desarrolladora francesa capitaneada por David Cage y que ha hecho unos progresos en captura de movimientos revolucionarios. Heavy Rain y su próximo Beyond Two Souls son grandes pruebas de ello.

Sony Santa Mónica, estudio que nos brinda la saga God of War, y nos permite vengarnos a tortas de todos los dioses que no nos han procurado mayores éxitos. Ahora trabajan en una precuela: Ascension.

Media Molecule, creadores de LittleBigPlanet y de la próxima exclusiva de PS Vita, Tearaway. Los expertos en plataformas de la casa.

Y muchos otros: Guerrilla Games (Killzone), Japan Studio (Patapon, Rain), Bend Studio (Syphon Filter), Sucker Punch (Infamous), Evolution (MotorStorm) y London Studio (Eye Toy, SingStar), entre otros, ya sean estudios internos bajo el mando de Sony World Wide Studios o aquellos con contrato de exclusividad, como los españoles de Novarama (Invizimals) o, durante mucho tiempo, Insomniac Games (Resistance, Ratchet & Clank).

Pero hay que pararse un momento a analizar el trabajo realizado por Sony Liverpool Studio, un clásico de la empresa que se fundó en 1984 con el nombre de Psygnosis y que echa el cierre después de montones y montones de juegos desarrollados.

Sony ha informado de que está reorganizando su estrategia en tierras Europeas y, como parte de esta reorganización, se ha decidido prescindir de este estudio para centrar la inversión en otros que están realizando proyectos de futuro emocionantes, que les ayudarán a tener una mejor posición en el mercado de cara a los consumidores.

Este es un mensaje cruel para un estudio que ha colaborado con la marca PlayStation desde que esta nació, y siempre ha puesto su granito de arena para ayudar a las consolas de Sony. Su principal obra es la saga WipEout, que siempre suele ser un título de lanzamiento de las distintas PlayStation. Según parece, estaba en marcha un nuevo juego de la serie para PlayStation 4, pero este quedará en el limbo de los juegos nunca acabados.

Aparte de WipEout, el estudio de Sony en la ciudad de Los Beattles ha desarrollado series como Colony War o formula 1, y producido o publicado juegazos de la talla de Lemmings, Destruction Derby, Alundra o DiscWorld.

No nos cabe duda de que, con su curriculum, los chicos de Sony Liverpool no tendrán problemas en volver a constituirse como estudio desarrollador. Quizás sus pasos sean seguidos por Sony Cambridge, otro estudio inglés que ha publicado una galería de imágenes de juegos cancelados. Todos ellos eran títulos para PlayStation 3, y fueron todos descartados por Sony. Podéis ver la galería en Meristation.

Los juegos eran: un survival horror en primera persona llamado Manhattan; un juego para Move llamado Simian; Revolution 4, un shooter al estilo Resistance; y Zodiac Assasin, cuyo presupuesto fue a parar al Heavenly Sword de Ninja Theory.

Ahora, Sony Cambridge, estudio creador de la saga Medievil o el LittleBigPlanet de PSP, trabaja en Killzone: Mercenary para PS Vita.


%title

    el 27.08.12

 

Especiales