El gobierno de España está enfadado: ETA aparecerá en Counter Strike

Counter Strike es uno de los juegos con mayor vida útil de la historia. Se estrenó originalmente en 1.999 y, hasta el día de hoy, gracias a expansiones y actualizaciones, sigue siendo jugado por millones de personas, gracias a un adictivo modo multijugador online en el que se enfrentan dos equipos: terroristas vs antiterroristas. Sus creadores, los señores de Valve, van a premiar a sus hordas de seguidores con una secuela que se lanzará la semana que viene. Su nombre es Global Offensive y sigue, a grandes rasgos, las premisas de Counter Strike, aunque incluye un aspecto gráfico acorde a los tiempos actuales.

Las últimas noticias sobre Global Offensive han causado polémica: la banda terrorista ETA aparecerá en el juego. No, no son llamados así, evidentemente, pero aparece un grupo de terroristas que utilizan pasamontañas y txapela, un estilo similar al que usaban los asesinos de ETA cuando realizaban algún absurdo comunicado.

El gobierno de España, en voz de su delegado en Euskadi, ha reclamado a Valve Corporation que no lance Counter Strike: Global Offensive con esa facción terrorista incluida. Carlos Urquijo a declarado a la agencia EFE el juego es un disparate, y una humillación para las victimas de la banda terrorista ETA.

Cree el gobierno español que esto ni es entretenimiento ni es educativo, que el juego es una inmoralidad, que su desarrollo ha debido deberse a un desconocimiento por parte de Valve de la realidad, y que la empresa debería haberse documentado antes de cometer los errores que ha cometido. Sí, parece el señor Urquijo un niño pequeño soltando todos los insultos que se le van ocurriendo.

Y es que, a los señores del gobierno les ha dolido mucho la descripción que se da de la banda en el juego, en la que se comenta que es un grupo separatista. José Marcos, vicepresidente de a asociación de Víctimas del Terrorismo, muy vinculada al partido político que gobierna el país, se ha mostrado también muy indignado por el hecho de que se les denomine así. Está en contra, comenta, de que se le de cualquier tipo de publicidad a la banda.

Sí porque, para mentes como las de estos tipos, la aparición de ETA en un juego significa que los niños van a convertirse en etarras. Da igual que el juego esté tan solo indicado para adultos, dirán aquello, y de hecho ya lo han dicho muchos, de que estos juegos los juegan principalmente los niños, lo cual es una mentira como una casa, e intentarán prohibirlos, no vaya a ser que tengan que realizar el esfuerzo explícito de educar a sus hijos.

Una vez se les hayan quitado las txapelas y los pasa-montañas a los personajes del juego, esté, suponemos, será apto para ser publicado en el país, porque asesinar a la gente es bonito mientras no lo hagan los terroristas que el partido en el gobierno ha usado una y otra vez como arma política.

Porque, si hablamos de sensibilidades, quizás hubiera que eliminar todo videojuego en el que aparezcan nazis, o terroristas árabes, o perros, que han mordido a mucha gente y pueden traer malos recuerdos.


%title

    el 15.08.12

 

Especiales