Otro jugador de Diablo III acaba muerto

Hay gente que realmente llega a sufrir problemas de adicción con esto de los videojuegos. Sobre todo, en Asia, ha habido mucha gente con problemas de este tipo al pasar muchas horas jugando con MMORPGs. Quizás, la ausencia de una vida social en el mundo real conduce a mucha gente a refugiarse en universos en los que tener amigos implica menos riesgos. Pero hay que tener cuidado con eso.

La agencia United Daily News informa que el pasado fin de semana falleció un chico de 18 años tras participar en una maratón de Diablo III. Según la agencia de noticias, el joven, residente en la ciudad china de Tainan, pasó 40 horas seguidas jugando, tras lo cual, falleció.

Chuang se encontraba en una sala privada dentro de un cibercafé. Después de dos días jugando, en los que no comió ni durmió nada, fue encontrado inconsciente y con el torso encima de la mesa por una de las empleadas del establecimiento. La mujer consiguió despertarlo, pero poco después de desmayó. Tras esto, fue llevado a un hospital, en el que fue declarado muerto.

Blizzard, empresa productora de Diablo III, ha emitido un comunicado en el que da el pésame a los familiares y amigos del fallecido. Asimismo, los empleados de la compañía declaran su tristeza por lo ocurrido.

Blizzard no ha querido realizar más comentarios al respecto, al menos hasta que se tengan más detalles sobre lo acontecido. Pero no cabe duda de que van a surgir críticas oportunistas que culpen a la empresa de la muerte del chico, o a toda la industria del videojuego en general.

Pero lo cierto es que no es la primera macro-maratón de un juego en línea que se ha cobrado una vida. Según los primeros informes médicos y las pesquisas policiales, el fallecimiento de Chuang habría sido causado por problemas cardiovasculares, consecuencia de pasar montones de horas sin apenas moverse. Algo similar al “síndrome de la clase turista” que le ocurre a la gente que pasa mucho tiempo en un avión.

Hace menos de dos meses, a finales de mayo, fue encontrado otro hombre muerto por jugar demasiado tiempo a Diablo III, aunque en ese caso “aguantó” tres días seguidos. Russel Shiley, de 32 años de edad, había pedido 4 días libres en su trabajo para pasarlos jugando a Diablo III.

¿Hasta qué punto los desarrolladores de videojuegos son responsables de este tipo de comportamientos? ¿Creéis que existe suficiente información sobre los peligros de una vida sedentaria? ¿El estado psicológico mental de una persona que decide pasar 3 días seguidos sin para de jugar puede ser normal? Los videojuegos tienen demasiados enemigos como para que este tipo de casos sean pasados por alto. Veremos si alguien toma medidas contra Diablo III.


    el 18.07.12

 

Especiales