La PC y sus demonios

Hoy día la industria de los videojuegos posee un mercado objetivo más grande que en cualquier otro momento de su historia. Los juegos pasaron a ser el entretenimiento familiar común, y el viejo tabú de su relación con vagos y holgazanes casi ha desaparecido. Claro que todo esto nos pone ante una escena algo preocupante. Por primera vez en nuestra carrera de gamers nos tenemos que preocupar porque alguien este ocupando nuestra consola antes que nosotros, y en el peor de los casos serian nuestros propios padres.

Bien, esta situación es algo que básicamente sólo afecta a los propietarios de consolas, por lo que cualquiera con una PC como arma de batalla puede sentirse tranquilo. Es fácil saber el por qué de estas situación, y es que un ordenador suele ser más restrictivo con su mercado objetivo (aunque en estos días lo pintan bonito con respuestas inteligentes a errores y con basura de ese tipo), porque es bien cierto que cualquier juego que instalamos hoy día se convierte en todo un reto, y no lo digo por su calidad como producto sino por: problemas de drivers, compatibilidad de S.O., actualizaciones de productos, archivos corruptos y un sin fin de etc. Si, instalar un juego actual es sinónimo de aventarse tres días seguidos buscando soluciones en todos los foros conocidos de este mundo, para terminar con 1 con parche en ruso que si resuelve tu problema, pero que no es compatible con tu versión de juego.

Para muchos de nosotros la situación anterior es bastante común, y en muchos casos es casi una rutina. Puedo decir con total seguridad que muchos jugadores de consola preferirían dejar de jugar antes que hacer todo esto que suena tan complejo (pero no lo es), y es obvio que si alguien con una gran pasión por los videojuegos desiste en su intento de hacer esto, también lo hará un jugador casual como lo puede ser cualquier persona mayor de 30 años. Y es que éste es el punto al cual quería llegar. La PC vive una de sus peores crisis en el mercado de los videojuegos.

Es cierto que el camino que se ha trazado para que los videojuegos ocupen el lugar que tienen el día de hoy ha sido muy largo, duro y con bastantes tropiezos, pero también ha sido cruel. Muchas compañías y consolas terminaron en la basura, no por ser malas, sino porque era la primera vez que los gamers optaban por el nombre de una compañía antes que por la calidad de un producto. Hoy día el mercado se ha centrado y hay muy pocos nombres que marcan la diferencia y las tendencias a seguir dentro de la industria, aunque sus fórmulas sean horribles y más viejas que Matusalén. Este paradigma ha culminado con la idea de consolidar al jugador como parte de los mismos juegos.

Nintendo ha sido una compañía que desde siempre ha buscado eso, sólo basta tener más de 15 años para recordar uno de tantos aditamentos que salieron al mercado y con los cuales se pretendía que el jugador interactuara más directamente con sus juegos. Sin darnos cuenta el mercado giro en ese sentido y hoy día ese es el rumbo a seguir para nuestra querida industria.

Aunque con un poco de perspicacia y algo de memoria, puedo asegurar que la PC fue la primera en dar ese paso. El uso del Mouse en un videojuego es algo que nunca se había visto, y su practicidad ha hecho del mismo un aditamento tan común que pasa desapercibido como un elemento de interacción tan revolucionario como, el hoy tan famoso, control de Nintendo o el, más discreto, control de sony. Claro que el Mouse tiene unas cuantas limitaciones con respecto a estos controles, sin embargo aún le encuentro más ventajas al Mouse que a este par juntos.

Hoy las compañías cacarean sobre la superioridad de una consola sobre la PC, sobre su comodidad, libertad y precio, y en muchos sentidos puede que tengan razón, sin embargo en una PC yo aún soy dueño de lo que hago y hacia donde llevo mi ordenador, caso contrario al de una consola. A mí no me imponen, yo propongo y en muchos casos creo el juego. Con tantos mods para tantos juegos, tanta facilidad para modificarlos y recrearlos, creo que no puedo aburrirme, por lo menos no en mucho tiempo.

La PC no ha perdido terreno, los gamers son quienes la han subestimado.


    el 15.08.07

 

Especiales