Jugar a Max Payne con Kinect y un Wii mote

No seré yo el que ponga en duda el éxito en ventas de Kinect, el nuevo sistema de control sin mandos de Microsoft para X-Box 360. Varios juegos de corte casual y familiar han sido lanzados hasta el momento y los hardcore gamers aún están a la espera de un producto más serio. No obstante, a través de Internet Kinect está teniendo un éxito algo diferente. Desde que se rompió la seguridad del dispositivo a los pocos días del lanzamiento no han parado de aparecer nuevos usos para Kinect. Está vez consiste en controlar el legendario videojuego Max Payne de Remedy Entertainment utilizando gestos corporales en conjunción con un Wii mote común. Estoy convencido de que debe ser una experiencia increíble. Sigan leyendo, descubrirán los detalles y un vídeo demostrativo de su creador.

Jack Schofield (de nombre similar al protagonista de la serie Prison break) ha sido el responsable de esta pequeña hazaña. Ha utilizado los drivers open source que el hacker español @marcan42 publicó en su momento junto con el software de detección de esqueletos y gestos FAAST (Flexible Action and Articulated Skeleton Toolkit). Controla los movimientos de Max Payne con el nunchuk, apunta con el Wii mote y utiliza gestos corporales detectados por Kinect para activar el tiempo bala. Como verán en el vídeo que aparece al pie del artículo, el autor simplemente se inclina hacia una dirección determinada y Payne activa su impresionante habilidad en la misma dirección.

Ya han aparecido diversas aplicaciones para Kinect como la reciente para porder controlar World of Warcraft con nuestro cuerpo. No obstante, no paro de sorprenderme cada vez que veo un ejemplo de aplicación de esta tecnología. Si nos fijamos, Kinect no sólo puede ser útil en el terreno de los videojuegos sino en el de la accesibilidad. Una persona con alguna discapacidad podría interactuar con algún dispositivo electrónico (un PC, por ejemplo), de forma más sencilla empleando movimientos de su cuerpo. Es impresionante, ¿o no?

Dice mucho de Microsoft que estemos viendo un Max Payne controlado con Kinect y que en X-Box 360 de forma oficial veamos poco más que un juego de baile (sin desmerecer a Just Dance un ápice). Es cierto que los juegos hardcore tienen un coste de desarrollo más elevado y exigir que el jugador posea un Kinect es un suicidio comercial. No obstante, podrían ofrecer la opción de utilizarlo como forma alternativa o complementaria de control. No veo ningún problema en este sentido, ¿y ustedes?

Max Payne controlado con Kinect


%title

    el 14.01.11

 

Especiales