Miedo a la violencia realista en los juegos

alienvspredator

Al igual que la tecnología, los videojuegos evolucionan a un ritmo vertiginoso, sobre todo en cuanto a gráficos se refiere. Ayer como quien dice, jugábamos con mandos antiérgonómicos y pantallas capaces de mostrar únicamente un puñado de píxeles planos en pantalla. El mundo poligonal irrumpió con títulos como Super Mario 64 y ahora contamos con texturas fotorrealistas, animaciones muy fluidas e inmensos mundos por explorar. ¿Hasta donde llegaremos? Por lo pronto el siguiente paso que se intuye son las 3D (con o sin gafas, ya lo veremos) y cierto público está comenzando a preocuparse por el realismo extremo de los videojuegos.

Según relevela una encuesta publicada en un medio online especializado británico, al 51% del público general le preocupa el realismo que pueden alcanzar ciertos juegos violentos. Lo cierto es que antes los juegos mostraban explosiones muy burdas y los que empezaban a enseñar sangre lo hacían con texturas muy planas e irreales. Ahora, en títulos como Alien versus Predator vemos decapitaciones en primer plano en las que los tendones, la sangre y las vísceras se ven con sumo lujo de detalle. ¿Existe un límite moral a la hora de trasmitir violencia en los juegos?

Es cierto que la censura siempre es negativa (como otras veces he comentado) y que el cine muestra escenas reales como la vida misma que pueden llegar a ser muy desagradables. El problema es que en los videojuegos somos nosotros los que decapitamos, cercenamos y mutilamos. Imaginad que en un futuro existe un título absolutamente fotorrealista en el que podemos hacer diversas maldades como destripar a un inocente viandante, los resultados se mostrarán con rigurosa veracidad, ¿es lícito, es moral?

Me parece un interesantísimo debate que podríamos iniciar ahora mismo con vuestros inestimables comentarios.


%title

    el 16.02.10

 

Especiales