«Mario Kart» para Wii

Ayer asistimos al estreno en Chile y hoy, después de horas sacándole el jugo al título del mes en Wii, te damos un completo análisis para que enciendas los motores!!!

Mario Kart… un nombre que prácticamente ningún videojugador desconoce. No importa si eres fan de Sony, Microsoft o la misma Nintendo, el juego de carreras insignia de Mario ha sido siempre un suceso de ventas en todo el mundo. Fue en el lejano 1992 (hace ya 16 años) cuando nació en Super Nintendo (SNES) la saga en que los personajes de la compañía japonesa arriba de unos karts competían en diversos escenarios del reino champiñón (Mushroom Kingdom) y mediante la utilización de ciertos ítems podías obtener habilidades o trampas temporales que hacían de la carrera algo realmente frenético. El éxito fue inmediato y prácticamente no existe persona que haya tenido un SNES y no haya jugado (ya sea propio, prestado o arrendado) el título. Luego vinieron versiones para Nintendo 64, GameBoy ADVANCE, Gamecube, Nintendo DS y un par de exclusivos en ARCADE (realizados por Namco bajo la autorización y supervisión de Nintendo) que quienes han tenido la posibilidad de jugar (disponibles solo en Japón) han dicho que son tan buenos como la versión de consola (con agregados simpáticos como el poder utilizar a Pac-Man como personaje). Por lo mismo el anuncio de una nueva saga para la consola Wii no pasó inadvertido y aunque su lanzamiento no estuvo exento de polémica debido a la cercanía con “Super Smash Bros Brawl”, el juego ya es hit de ventas a lo largo del mundo.

Pero bueno, vamos al juego que nos convoca: En “Mario Kart Wii” encontramos la que es probablemente una de las versiones más cuidadas realizadas en la saga. En primer lugar el juego es por primera vez compatible con pantalla ancha (también conocida como Widescreen o formato 16:9) provocando que, quienes poseemos pantallas con dicha característica apreciemos mucho más campo de juego que en las versiones anteriores. Además gracias a este agregado resulta mucho más cómoda la división de pantalla (para 2, 3 ó 4 jugadores) reconfortando este tema que, si bien nunca es molesto, siempre es más grato poder ver “un poco más”. Si a este tema sumamos la completa compatibilidad con “Escaneo Progresivo” (Progressive Scan ó 480p) y una técnica gráfica de lujo (similar a la de “Super Mario Galaxy”) podemos desde ya sentirnos completamente cómodos con el área gráfica del juego. Por supuesto el apartado sonoro no está dejado de lado y adicional a los clásicos sonidos del “mundo Mario” podremos encontrar pegajosas melodías que seguramente quedarán en el recuerdo para las generaciones venideras. Todo en una completa compatibilidad de sonido 5.1 gracias al sistema “Dolby Pro-Logic II” que por supuesto el juego soporta.

Ahora bien, dejando los detalles técnicos vamos de lleno al juego: La gran pregunta que todos se realizan “¿es el volante (Wii Wheel) incluido con el juego realmente necesario?” Si bien el juego te da la posibilidad de usar la combinación Wiimote + Nunchuk, el control clásico o un control de Gamecube, la gracia real del juego es utilizar el Wii Wheel. Se que a muchos les puede parecer raro ya que, con Wii Wheel o sin el, el Wiimote se utiliza de la misma manera (en forma horizontal), pero dicho accesorio, aunque no es imprescindible, entrega una mejor sensación a la hora de conducir simulando un volante y aprovechando las características técnicas que Wii nos entrega. Respondiendo a la pregunta, la respuesta sería: NO es necesario, pero si adicionamos la pregunta “¿es más divertido?” damos un giro radical y definitivamente debo reconocer que SI es más entretenido. Tal ves muchos de los jugadores más tradicionalistas vean en el Wii Wheel una amenaza (infundada netamente en la vergüenza o escepticismo), pero déjenme decirle a todos: es realmente un reto manejar el Wii Wheel con precisión. No piensen con esto que es difícil ya que se caracteriza por su sencillez y los botones están muy bien ubicados (por ejemplo para lanzar un ítem hacia delante apretamos “arriba” en el D-Pad, si deseamos lanzarlo hacia atrás apretamos “abajo” en el mismo), pero si llevas años acostumbrado a jugar con controles es normal que una nueva forma de control te tome unos minutos de adaptación y unos cuantos días de perfeccionamiento. Por supuesto la decisión final es de cada uno y el mismo juego te entrega la opción de jugarlo como quieras, pero si deseas realmente sentir una experiencia novedosa te recomiendo olvidarte del viejo control y lanzarte de lleno al mundo que solo Wii y su Wii Wheel te pueden dar.

En otros ámbitos el juego cuenta con 32 pistas: 16 originales de juegos pasados completamente reacondicionadas (notable el trabajo de las pistas de Super Nintendo); y 16 completamente nuevas de esta versión. Todas con sus pros y contras, desafíos propios y una gran variedad de diversión para quienes deseen pasar una tarde junto a los amigos, además el número de corredores a aumentado de 8 a nada menos que 12 por lo que habrá aun más competencia de por medio. A todo ello sumemos 24 personajes seleccionables (no todos desde el comienzo), la posibilidad de jugar con tus Miis (previo desbloqueo), nuevos ítems, la utilización de motocicletas, una gran cantidad de piruetas que bien ejecutadas te entregan un turbo y modos de batalla bien entretenidos lograremos tener todo un conjunto de entretención para hacer de un día de lluvia una grata experiencia.

Uno de los modos más logrados del juego es sin duda el Online. No solo todas las pistas y el modo de batalla están disponibles para jugar contra el mundo, también podremos disfrutarlo hasta entre dos personas en tu misma consola (logrando que si estamos con un amigo o nuestra novia podamos invitarlos a disfrutar) contra otras 10 alrededor del mundo y en forma completamente gratuita. Si bien la calidad de la conexión varía dependiendo de tu país y proveedor, al menos en mi caso (Chile) no he experimentado problema alguno con el juego y la competencia online realmente no me ha dado retardo (lag). Las salas de juego se llenan con bastante facilidad (aunque hay que entender que es un estreno) y si bien carece de chat, al menos ahora si puedes ver con quien estás jugando. Por supuesto puedes incluir a tus amigos, crear sesiones privadas y jugar con ellos mediante el sistema de códigos que tiene el juego. Adicionalmente tenemos el “Canal Mario Kart” que te entrega información de rankings (algo que todo fan apreciará), la posibilidad de descargar fantasmas de otros jugadores y la opción de instalarlo en el menú principal de la consola para acceder a el sin tener que entrar al juego en si. Una excelente herramienta que Nintendo pone a disposición de los usuarios y que ojalá otros desarrolladores apliquen en futuros juegos.

Ciertamente podríamos estar hablando durante muchas páginas de este juego y es que realmente lo merece. Por supuesto la opinión final la tiene el jugador, pero no dudo en que este será uno de los juegos más solicitados por los amigos que se junten a pasar un rato agradable frente a la blanca consola de Nintendo. Sin duda alguna una adquisición obligatoria para todos los amantes de los juegos multiplayer y una gran recomendación para quien busque diversión solo en casa (aunque con la opción de juego en línea es probable que nunca más desees correr contra la máquina). Adquirirlo es una opción, jugar utilizando el Wii Wheel una recomendación, pero conocerlo es derechamente una obligación.


%title

    el 28.04.08

 

Especiales