«Ikaruga» para Xbox360

Por el año 2001, un particular “shooter” (juego de naves que disparan y es visto desde arriba) debutó en los salones de video japoneses. Su mayor atractivo fue, aparte de sus increíbles gráficos, su modo de juego en el cual controlabas una nave que cambiaba de polaridad (color) con solo apretar un botón, otorgando al juego un nivel de reto distinto a lo conocido. Rápidamente el juego se hizo popular y una conversión a la consola Dreamcast de SEGA (versión disponible solo en Japón, pero que eventualmente fue conocida en América) realizada en 2002 hicieron del juego un éxito inmediato. El popular título quedó en la mente de muchos videojugadores y prácticamente ninguno de los que se maravilló con el estilo de juego pudo olvidar su nombre: Ikaruga. Luego en 2003 un nuevo port para Gamecube hizo a muchos pensar que sería la última, hasta hoy en que Ikaruga arriba a Xbox-Live ARCADE.

El juego en su matriz central es exactamente igual al que pudieron haber conocido en arcade, Dreamcast o Gamecube, pero son poderosos agregados los que lo convierten en una compra muy recomendada tanto para los fanáticos como para curiosos. En primer lugar tenemos su excelente apartado gráfico el cual está completamente redefinido en HD haciendo que no se pierda detalle alguno de lo que ya se veía hermoso en las consolas de 128-bits. Por supuesto cuenta con la opción de girar la pantalla en 90º hacia la izquierda o derecha para quienes deseen aprovechar aun más el espacio visual (altamente recomendado en televisores HD widescreen). A lo que podemos sumar un zoom y un pequeño ensanchamiento de pantalla, todas opciones que combinadas de buena manera hará que el jugador pueda disfrutar completamente de los hermosos ambientes. La parte musical y los sonidos están intactos, ni siquiera utilizaron la opción de sonido 5.1, pero el estéreo está tan bien logrado que no afectará ni al más exigente.

Ikaruga es, para quienes aun no tengan la posibilidad de conocerlo, un juego en que más allá de la habilidad necesaria para esquivar las miles de balas en pantalla propia de los “shooters” japoneses, el verdadero desafío está en aprender a utilizar como un maestro las polaridades de tu nave. Es así como existen dos grandes fracciones de enemigos: los rojos (o negros según sea el nivel de color en tu TV) y los celestes (o blancos por la misma razón anterior). Tu nave es la única que puede cambiar entre rojo y celeste a voluntad haciendo que tus ataques sean más eficientes cuando son contra el color inverso, es decir: una nave roja siendo atacada por un rayo celeste recibirá más daño que la misma atacada por un rayo rojo. Pero esto no solo afecta a tus enemigos. Si uno de ellos te dispara y estás con la polaridad correcta, tu nave absorberá ese daño almacenándolo en un tanque de energía que puede ser liberado a voluntad en forma de misiles teledirigidos. Ahora si tu nave es golpeada por un ataque de polaridad inversa a la que tienes en dicho momento, explotarás y perderás automáticamente una vida. Puede sonar complicado, pero les aseguro que en la práctica no lo es en absoluto como concepto, su dificultad está en la rapidez con que ocurren las cosas en pantalla.

Otro extra interesante de esta versión para Xbox360 es la capacidad de juego en línea. Es así como dos personas ubicadas a kilómetros de distancia podrán apoyarse para acabar los 5 difíciles escenarios. Dicha opción de cooperación también se encuentra disponible, por supuesto, en forma local por si quieres jugar con un amigo. Si a esta bondad online sumamos el ranking mundial que registra tus resultados comparándolos con el mundo y la posibilidad de descargar repeticiones de otros jugadores (a fin de ver que tan buenos o malos son), es fácil declarar a Ikaruga de Xbox360 como la mejor versión que han lanzado del título. Disponible desde hoy 9 de abril por solo 800 Microsoft Points que les aseguro disfrutaran por mucho tiempo.


    el 09.04.08

 

Especiales