Oh my Goat, entretenido juego español

omg1

En otros tiempos, España era una potencia europea en esto de los videojuegos. Si, suena raro que en este país de pandereta, hubiera realmente estudios y desarrolladores con talento e ilusión para hacer las cosas bien. Pero es cierto, en los años 80 hicimos juegos muy buenos, como La Abadía del Crimen, Basket Master o Navy Moves son prueba de ello.

Pero las capacidades tecnológicas de computadoras y videoconsolas fue aumentando poco a poco, y las empresas españolas no supieron adaptarse a esas mejoras. No había capacidad suficiente para realizar las inversiones que los juegos de las siguientes generaciones requerían, así que nuestra industria, salvo raras excepciones, cayó en la marginalidad.

Actualmente, sí que hay cierto resurgimiento, hay algunas empresas españolas trabajando en proyectos de gran nivel, como Novarama (Invizimals) o MercurySteam (Castlevania: Lords of Shadow). Pero sobre todo, donde pueden brillar los jóvenes desarrolladores españoles, es allí donde pueden mostrar su talento, sin necesidad de que haya grandes financiaciones por detrás. Eso solo puede tener lugar en los markets virtuales, como los de los móviles.

omg2

Crema Games es uno de los pequeñitos estudios ibéricos que han puesto a la venta juegos en las stores de iPhone y Android. Su último proyecto es Oh my Goat, un título de plataformas repleto de acción.

Un malvado cazador ha capturado a montones de animales del bosque, y los ha convertido en cubos para así transportarlos con mayor facilidad. A esto deberá hacer frente nuestro héroe, Patrick, una cabra que ha conseguido huir con la ayuda de un mago. Ha conseguido huir, pero sigue siendo un cubo… Aún así, se enrola en la misión de salvar al resto de los animales secuestrados.

Así, el juego consiste en resolver puzzles mediante saltos. La cabra se mueve automáticamente, mientras que el jugador debe elegir el salto correcto en cada ocasión para poder superar las pruebas. El juego cada vez se irá haciendo más difícil, como no podía ser de otra manera, pero por suerte, cada animal que rescatemos nos proporcionará un power up utilísimo en nuestra misión de salvar al resto.

Podemos comprar pistas mediante micro-pagos, así se ganan la vida los chicos de Crema Games. Oh my Goat es un juego bastante difícil, y puede volverte loco, aunque a veces te mete por medio un nivel un poquito más sencillito, para que descansés un poco del estrés que supone perder una y otra vez.

Oh my Goat, para iOS y Android, es una app que hereda algunos conceptos de Flappy Bird, pero que a diferencia de él, es un buen juego. Muy largo y variado, hará que te duela la cabeza en más de una ocasión. Muy recomendable, si te gustan los retos de ese tipo.

omg3


%title



 

Especiales