The Legend of Zelda: una historia épica

No hay duda de que para muchos, The Legend of Zelda es uno de los mejores juegos que han aparecido en la historia; por tal motivo, quiero dedicar un espacio a recordar a todos los grandes momentos de esta magnífica saga, desde sus inicios alrededor de 1986, hasta la actualidad.

Orígenes

The Legend of Zelda vio la luz, gracias a Nintendo, el 21 de Febrero de 1986, siendo Shigeru Miyamoto su creador. Cabe de mencionar que Miyamoto es creador de otras famosas sagas, tales como Mario y Donkey Kong. También, la mitología japonesa y la época medieval han influido notablemente en el trabajo creativo del desarrollador. El nombre que le corresponde a la princesa Zelda tiene que ver con un homenaje a la esposa del novelista Scott Fitzgerald.

Trama

Por lo regular, el protagonista de la historia es un joven de vestido verde llamado Link, el cual es llamado por el destino para salvar a la princesa Zelda, quien es rapatada por el antagonista de la historia de nombre Ganondorf, un ser malvado de la raza Gerudo; sin embargo, éste no siempre aparece, dado a que en algunos títulos (sobre todo los de Game Boy Advance), es reemplazado por un ser de la raza Minish llamado Vatti.

Link se lanza a su aventura en una tierra llamada Hyrule, en donde habitan diversos tipos de seres. Durante el juego, nuestro héroe tendrá que lidiar con decenas de personajes, tanto amigos como enemigos, y vivir momentos de drama, humor y ser víctima de sorpresas inesperadas, para así lograr su objetivo final: salvar Hyrule y recatar a Zelda.

Los primeros juegos seguían firmemente la idea original de «rescatar a la princesa», pero con el paso del tiempo esto fue cambiando, debido a que en varios juegos se diversificó la trama un poco. Un claro ejemplo de lo anterior es el juego «The Legend of Zelda: Link’s Awakening», ya que en él, nunca se mostró físicamente a la princesa y sólo fue mencionada en ciertas partes del juego; ésto también ocurrió con «The Legend of Zelda: Majora’s Mask», debido a que Zelda fue únicamente vista en un recuerdo del joven Link.

Una de los elementos principales en cada título de la saga es la aparición de una reliquia llamada «Triforce» o «Trifuerza». Ésta guarda la presencia de las tres grandes Diosas, cuyos nombres son Dyn, Nayru y Farore, quienes representan el poder, la sabiduría y el valor, respectivamente.

Otro ítem de importancia para el desarrollo del juego es la «Master Sword». Esta espada se convierte en el arma principal de nuestro personaje principal, ya que guarda poderes ocultos que ayudarán a Link a derrotar al jefe final.

Historia y Cronología

El primer juego de la saga, «The Legend of Zelda» (NES), es para muchos (me incluyo), relativamente crudo y simple a comparación con los títulos que actualmente existen; sin embargo, fue un juego muy avanzado tecnológicamente, dado a sus características que hacían de él, un juego único. Entre esas características destaca el poder salvar tu progreso gracias al «respaldo de la batería», siendo el primer título que la presentaba; además, contaba con una forma de juego particular de nombre «Replay Value», la cual consiste en que, una vez terminada, podemos volver a repetir la trama con ciertas ventajas, tales como obtener ítems no vistos antes, así como niveles nuevos.

Dos años más tarde, el segundo juego de la saga hizo su aparición bajo el nombre de «Zelda II: The Adventure of Link» (NES). Esta entrega fue muy criticada, debido a que no conservaba el estilo clásico de vista que tenía su predecesor, pues esta vez la acción era observada en una forma lateral (como en los juegos de Mario), también es el único título de la serie (junto con Four Swords Adventure), que no incluye rupias; sin embargo, la dificultad fue algo que hizo famoso a este juego (destacando el último calabozo), que es considerado el más difícil de todos los Zeldas.

Tiempo después, la saga hizo su aparición en el SNES con el juego «The Legend of Zelda: A Link to the Past» en Abril de 1992. En éste, la esencia del primer título vuelve a sentirese, pues la vista regresa a ser desde arriba, además de que se incluye la idea de prolongar la duración, añadiendo una dimensión alterna conocida como «Dark World» o «Mundo Obscuro». Hace poco, en el 2002 en Norteamérica, salió a la venta un remake junto con el juego «The Legend of Zelda: Four Swords», primero en la serie en ser un multiplayer.

Posteriormente, con el juego «The Legend of Zelda: Link’s Awakening», la saga Zelda aparece en la Game Boy, siendo éste su aterrizaje en el mundo de las portátiles. Unos años más tarde, en 1998, este título vuelve a la vida en la Game Boy Color, cuya principal adición fue, obviamente, las imágenes a colores.

Más tarde, saltó a Nintendo 64 a partir de una propuesta en tercera dimensión con el quinto juego: «The Legend of Zelda: Ocarina of Time» que llegó a los hogares a finales de 1997. Este título tuvo mucho éxito, tanto comercial como crítico, y actualmente es considerado com uno de los mejores videojuegos jamás hechos y el mejor de Nintendo.

Después de un arrollador y apantallante título, tenía que haber una secuela, espacio que ocupó, en el año 2000, el título «The Legend of Zelda: Majora’s Mask». Majora’s Mask tenía un gameplay parecido al de su antecesor; no obstante, se le agregaron nuevos retos y, a mi gusto, es uno de los juegos de la saga más complicados. Digo ésto debido a que la mayor presión que existe es la del tiempo, pues tienes un límite establecido para poder acabarte el juego. Otra adición importante es el uso de las máscaras para poder avanzar a través del título, debido a que éstas tienen habilidades que le ayudarán a Link en su aventura. El objetivo final era impedir que la luna se estrellara con la tierra de Termina al derrotar a Majora, enemigo final del juego.

Los siguientes dos juegos, Oracle of Ages y Oracle of Seasons, fueron puestos en venta simultáneamente para el Game Boy Color en el año 2001. Estos dos títulos fueron duramente criticados por los fanáticos (en mi opinión, críticas sin fundamentos), debido a que se vendieron con la misma ideología que los juegos de Pokémon para generar más ganancias; sin embargo, estas críticas se desvanecieron con la salida de los títulos, pues los gamers se dieron cuenta de que los juegos de la serie Oracle eran completamente distintos uno del otro (cosa que no sucede con los Pokémon). Oracle of Ages está enfocado a la resolución de puzzles y Oracle of Seasons tiene su esencia en la acción.

El siguiente juego que salió fue «The Legend of Zelda: The Wind Waker» en el 2003. Con éste, la saga anunciaba su llegada a la consola GameCube, con lo cual, muchos gamers esperaban que el título fuera igual de realista que sus predecesores del Nintendo 64. Sin embargo y para nuestra sorpresa, el juego apareció con un estilo gráfico llamado «cel-shaded«, un estilo más caricaturesco en el diseño del color, visto antes en juegos como Sega’s Jet Set Radio. Muchos consideraban que el juego fracasaría, pues se pensaba que ese estilo afectaría la calidad del modo de juego, pero no fue hasta que salió, cuando los videojugadores se sorprendieron nuevamente al ver las críticas de los medios especializados en Japón y Norteamérica, las cuales eran de lo más positivas.

El siguiente en la serie fue «Four Swords Adventures» (2004), para el Nintendo Game Cube, basado en el portátil Four Swords. En éste podías jugar en dos formas de juego: multijugador y single player (para éste último no era necesario contar con una Game Boy Advance).

El 5 de enero del 2005, «The Legend of Zelda: The Minish Cap» hace su aparición en la Game Boy Advance. El concepto central de The Minish Cap es la habilidad de Link para encoger su tamaño (y así combatir el mal, literalmente, en todos los tamaños) con la ayuda de un místico sombrero vivo llamado Ezlo. Este Zelda es, en cierto modo, parecido a A Link to the Past, pues puedes cambiar de ser grande a ser chico y viceversa, haciendo que el juego tenga que probarse en dos dimensiones: la «pequeña» y la «grande».

«The Legend of Zelda: Twilight Princess», uno de los mejores en la serie, llegó el 19 de Noviembre del 2006 como título de lanzamiento para la nueva consola de Nintendo: Nintendo Wii. También vio la luz para la GameCube en Diciembre del mismo año, terminando así, la vida de la saga en dicha consola.

Hace un par de meses, en Octubre 16, salió en América el más reciente título de la saga en la plataforma Nintendo DS: «The Legend of Zelda: Phantom Hourglass». Éste es secuela de The Wind Waker, por lo que es obvio que tenga el mismo sistema gráfico. Este juego nos revela un nuevo gameplay nunca antes visto en un Zelda, pues la acción se basa en la pantalla táctil y el Stylus.

«Link’s Crossbow Training» es una variante que no tiene ninguna relación con los juegos normales de Zelda, pues consiste en una serie de minijuegos en los cuales tienes que derrotar enemigos y destruir blancos con una ballesta. Esta combinación de minijuegos con la esencia de tal serie, resulta ser muy atractiva y divertida, siendo los minijuegos, uno de los puntos clave en la Nintendo Wii.


%title

    el 07.12.07

 

Especiales