Fast and the Furious: Showdown, más malo que la película

Fast and the Furious es una franquicia cinematográfica que ha sido conocida en Latinoamérica y España con Nombres como “Rápido y Furioso” y “A Todo Gas”. Se trata de una serie de películas para intelectuales cuyo innecesario argumento está adornado con un montón de coches, persecuciones y puñetazos.

El 24 de mayo de 2013, se estrena Fast and the Furious 6, la nueva entrega de la infinita saga peliculera que viene protagonizada por Vin Diesel y Dwayne ‘The Rock’ Johnson y que, como es propio en intérpretes de esa talla, sigue en la línea de anteriores películas, o sea, hostias y coches. Si tienes ganas de relajarte comiendo palomitas y no tener que pensar demasiado durante un rato, es una buena opción para ti, pero no esperes más de estos rollos.

Buena parte de la audiencia de estas películas está formada por adolescentes sin demasiada cabeza, y es hora de aprovechar el interés que crean en ese tipo de público para vender también videojuegos. O sea, justo lo contrario que ocurre con Need for Speed, que después de pasar muchos años cautivando a un público juvenil, va a dar el salto a la gran pantalla próximamente. Así, The Fast and the Furious llega a PlayStation 3, PC, Wii U, Xbox 360, Nintendo 3DS, iOS y Android de la mano de Activision, con resultados peores que los de la película, si cabe.

Vamos a centrarnos en la versión para consolas de sobremesa de Fast & Furious: Showdown, que ha sido desarrollado por Firebrand, empresa especializada en juegos de coches, sobre todo portátiles. Pero sería preferible no tener que ver juegos como estos a estas alturas del negocio, y sobre todo con una empresa como Activision de por medio: el juego es una basura importante.

Activision lo ha vuelto a hacer. Ya ha lanzado, hace poco, un juego basado en la serie de TV The Walking Dead que ha sido muy decepcionante. Es increíble que una multinacional que maneja presupuestos enormes y que edita sagas como Call of Duty o Skylanders haga productos de un nivel tan bajo como estos, que tan solo sirven para intentar sacar dinero fácil.

3 horitas de juego vas a tardar en pasarte este rollo. Es ridículo, y eso suponiendo que tengas aguante suficiente como para pasar 3 horas jugando a esta cosa horrible. Carreras callejeras y persecuciones, de eso va el juego, pero está lleno de fallos, la inteligencia artificial de los policías es ridícula, y a veces no saben si nos están persiguiendo o si están compitiendo con nosotros en una carrera ¿¿?? De hecho, parece que muchos de ellos no se ha sacado el carnet de conducir, se chocan con todo los muy inútiles. Además, las físicas son malas, muy muy malas, hay efectos ilógicos a todas horas.

A parte de muchos errores en la parte de conducción, hay que hablar de la otra parte del juego, la de los tiros. The Fast and the Furious va de eso, de coches y tiros. Y lo que hacemos es pegarle tiros a los coches hasta que explotan, una y otra vez, con un control rudimentario que parece sacado de un juego de hace milenios. Vamos, que el juego consiste en dos tonterías tremendamente aburridas, persecuciones llenas de fallos y disparos sin gracia ninguna. Quizás puedas verle algo de gracia al modo cooperativo, en el que te puedes reír un rato con un colega de lo malo que es el juego, pero solo si te lo regalan, no vayas a gastarte un céntimo en este Fast and the Furious: Showdon.


    el 29.05.13

 

Especiales