10 años de Square Enix

Durante muchos años, Square y Enix fueron grandes rivales. Ambas tenían sagas de RPGs muy potentes, posiblemente las mejores, Final Fantasy y Dragon Quest, cada una con su propio estilo.

Pero el 1 de abril de 2003, tras la debacle económica de Square, las dos empresas se fusionaron. La compañía resultante, Square Enix, acabaría comprando años después a la editora europea Eidos, para así consolidarse como un gran gigante de la industria.

¿Cómo podríamos calificar esta década de Square Enix? Hay quien dice que Final Fantasy ha muerto durante ella. El último juego de la saga con el logo de Square Soft es el gran Final Fantasy X de PlayStation 2, que próximamente llegará a PS3 y Vita. Después de él, la empresa, una vez fusionada con Enix, comenzó a romper sus propias reglas: desarrolló la primera continuación de un Final Fantasy, FF X-2, y llevó a la saga al género de los MMORPGs con FF XI.

Y no paró ahí, la siguiente iniciativa fue la de eliminar los combates por turnos de la franquicia para poder satisfacer al público occidental, sediento de acción. Esto ocurrió en el último capítulo de PS2, Final Fantasy XII, un juego un poquito minusvalorado por la mayoría del público y que también se vio perjudicado por la salida temporal de Nobuo Uematsu de Square: un Final Fantasy sin su música no es un Final Fantasy.

Y en esta generación, la cosa ha ido a peor, pues la empresa no deja de perder dinero, en gran medida debido a que dos de los principales Final Fantasys han resultado ser proyectos desastrosos: Final Fantasy Versus XIII lleva en desarrollo desde antes de que se lanzara PS3, y no estará a la venta antes de que se lance PS4; y Final Fantasy XIV, de nuevo un capítulo online, se puso a la venta sin terminar, con montones de fallos, por lo que se ha tenido que volver a hacer casi desde cero. Con este panorama, la empresa ha tenido que hacer 3 capítulos del único Final Fantasy que ha podido llegar a las tiendas, el 13, que se ha vendido bien aunque ha disgustado a los más puristas por su linealidad.

Por su parte, Kingdom Hearts se creó poco antes de la fusión, y fue mejorado tremendamente en la segunda parte que se lanzó en 2005. Sin embargo, la fructífera saga realizada en colaboración con Disney se vio frenada debido a que el equipo dirigido por su creador, Tetsuya Nomura, está enfrascado en el desarrollo del mencionado FF Versus 13, así que esta generación se ha quedado también sin aventuras de Sora.

Por otro lado, la serie original de Enix, Dragon Quest, ha funcionado bien, como siempre. Los capítulos 8 y 9 han mantenido toda la magía de siempre, y también las ventas. De cara al décimo episodio de la saga, Square ha decidido, también, introducir el modelo MMORPG. Veremos cómo funciona en Wii U, porque en Wii ha tenido unas ventas mucho más bajas que las de los anteriores capítulos.

Las mejores noticias llegan desde Europa: la compra de Eidos ha dado resultados para Square mucho mejores que los de sus estudios japoneses. Deus Ex Human Revolution, Tomb Raider, Hitman: Absolution y Sleeping Dogs han cosechado buenas ventas. Además, la empresa se ha expandido en los mercados de máquinas arcade y juegos para móviles.

Ahora, Square se prepara para la próxima generación, poniendo grandes expectativas en su nuevo motor gráfico, el Luminous Engine. En el E3 veremos el primer Final Fantasy que utilizará este motor. Esperemos que la cosa vuelva por sus fueros, tenemos una gran curiosidad por ver el rumbo que toma la mítica saga de rol.


%title

    el 03.04.13

 

Especiales