Shigeru Miyamoto, Premio Principe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Parte 2

Continuamos repasando la mesa redonda en la que el señor Shigeru Miyamoto estuvo conversando con los periodistas españoles que se encargan de difundir la información relacionada con la industria del videojuego en el país europeo. Tras recibir el premio Principe de Asturias, el creativo japonés compartió el desayuno con la prensa, hablando, principalmente, de Nintendo Wii U, la consola que está a puntito de ponerse a la venta.

Miyamoto ha cambiado bastante en los últimos 20 años, o al menos en lo que respecta a su forma de ver los videojuegos. Tal y como lo ve ahora, la consola debe formar parte del hogar, algo que debe convivir con los habitantes de un salón. Wii Estaba hecha para eso, pero con Wii U va más allá, la ha diseñado con el propósito de que la gente utilice la televisión de una forma distinta. Pero ojo, la pantalla del GamePad no solo sirve para que un jugador pueda dejar la tele libre y que, así, su madre vea la novela.

Porque, mientras la familia mira el televisor, el usuario puede usar el mando con miles de propósitos. Los periodistas preguntaron a Miyamoto si consideraba que Nintendo estaba anticuada, al no utilizar, apenas, las posibilidades que le brinda el juego Online. El director de diseño de la empresa respondió que, si no se ha usado, es porque no era necesario para la idea de juego que tienen en Nintendo. Los ingenieros de la gran N llevan desde tiempos de NES estudiando las posibilidades tecnológicas existentes, pero no ha sido hasta la llegada de Wii U que la empresa ha decidido potenciar el uso de Internet.

De hecho, en Nintendo aun hay mucha gente que es reticente a ello, según afirma Shigeru. Lo más importante allí, a la hora de hacer un videojuego, es que el modo para un jugador sea divertido. Así se hizo, por ejemplo, en el Mario Kart de SNES. Una vez logrado eso, el multijugador y el online salen solos.

Un miembro de la prensa le preguntó a Miyamoto si dejaría que el estudio americano Retro Studios, propiedad de Nintendo, hiciera un Zelda en el futuro. A él no le importaría, responde, de hecho los juegos de Zelda son tan grandes que realizarlos siempre requiere la cooperación de estudios externos. Pero Miyamoto ha dejado claro que se trata de una saga que debe estar controlada al 100% por sus estudios internos, y que hacerlo en el extranjero, con la diferencia horaria, sería muy complicado. Vamos, que no.

En los últimos años, el nombre de Shigeru Miyamoto apenas aparece como diseñador principal en ningún juego. ¿Por qué? El padre de Mario afirma que su principal preocupación es dejar a la empresa en buenas manos para cuando él falte, que no se hunda el imperio. Para eso, está creando grandes grupos de trabajo para sus principales marcas. Cuando este cambio generacional esté claro, podrá centrarse en crear algo verdaderamente interesante.

Para terminar, Miyamoto habló sobre la creación de la que se siente más orgulloso. Para él es el primer Pikmin sin duda, porque sin su participación no sería tan bueno.


    el 01.11.12

 

Especiales