Los juegos sociales no molan tanto

Facebook ha alcanzado, según dicen, los 1.000 millones de usuarios. Y es que, las redes sociales tienen mucho tirón, la gente se engancha a esas cosas como loca. O al menos todo el mundo se registra en ellas, aunque luego no las utilicen para nada. También eso es lo que ocurre con los juegos que se pueden jugar en ellas.

Mucha gente prueba los juegos sociales, pero pocos son los que repiten. La mayoría de las personas que se acercan a este tipo de cosas se cansan rápido y se olvidan de ellas. Parece que no tienen la calidad necesaria para mantener a los usuarios activos en el tiempo. O eso se deduce del último estudio realizado sobre los juegos free-to-play.

Playnomics es una empresa dedicada al márketing en materia de videojuegos y aplicaciones para móviles, y ha realizado un estudio estadístico sobre usuarios que comenzaron a jugar a juegos sociales para móviles entre los meses de julio y septiembre. Según los resultados, dichos usuarios no acabaron muy satisfechos tras la experiencia.

Porque el 85% de los jugadores que probaron juegos sociales no aguantaron más de un día haciéndolo. Se aburrieron. Además, terminado el trimestre, más de un 95% de los usuarios habían dejado de jugar por completo. Por lo tanto, tan solo el 5% de las personas que empieza a jugar sienten la necesidad de seguir haciéndolo transcurridos 3 meses.

Esto tampoco supone una gran sorpresa. Todos hemos probado juegos que se anunciaban con un dibujito bonito, siempre y cuando fueran gratuitos, claro está. Pero no son Metal Gear Solid, pocos hay que sean realmente adictivos, así que pasamos de ellos rapidito. ¿O habéis encontrado alguno que verdaderamente os haya gustado hasta el punto de convertirlo en una alternativa de ocio real?

Del estudio realizado por Playnomics, se deducen otros datos de interés sobre los hábitos de los jugadores sociales. Los días en los que más dinero gastan a través de microtransacciones son los viernes y sábados. Esto puede sonar lógico, pensando en gente que juega, principalmente, los fines de semana, pero no es así, en realidad los días en los que más se participa en aventuras interactivas de este estilo son los lunes y los martes. ¿Cómo se explica, entonces, que en fin de semana se gaste más? Pues, quizás, suponiendo que muchos de los jugadores son niños que gastan la paga que le dan sus padres al final de la semana. O adultos que cobran semanalmente y también se pulen la pasta rapidito.

Sobre las zonas geográficas de los jugadores más empedernidos, hay que decir que no hay muchas sorpresas: estos proceden de Estados Unidos, América del Sur, Europa y Australia. También en Turquía gustan muchos estos juegos.


%title

    el 19.10.12

 

Especiales