Resistance Fall of Man – PS3

Con las idas y venidas del lanzamiento de la PS3, los títulos que no llegaban a tiempo para la presentación en sociedad y demás, provocaron que el destino dejara a Resistance: Fall of Man como el juego más esperado de entre todos los que acompañarían a la tercera consola de Sony el día de largada, el 17 de noviembre pasado. No sólo se trataba de un FPS hecho y derecho, sino que también era uno de los que hacía gala de todas las virtudes de la máquina, entre gráficos next-gen y multiplayer online. ¡Hasta modo cooperativo!

resistance-fall-men-ps3.jpg

Resistance es algo parecido a una mezcla entre Half-Life 2 y Call of Duty 3, combinando la ambientación de un mundo similar al de Europa en tiempos de la 2º Guerra Mundial, con los monstruos y armamentos high-tech de un juego clásico de ciencia ficción.

Nosotros hacemos el papel de Nathan Hale, un soldado traído de Estados Unidos con cara de muy pocos amigos que tiene la mala idea de abrir la boca justo cuando nos ataca un ejército de cucarachas negras. Por desgracia, estos bichos repugnantes no son más que el principio del problema. A ellos les siguen seres monstruosos de forma humanoide, con la inteligencia suficiente como para portar armas increíbles. Se llaman “Chimera”, y son los responsables de la caída de Europa en cuestión de semanas.

Así, ante este escenario tan desolador, EE.UU. manda tropas con el fin de ayudar a revertir la situación, y antes de que estos bichos se decidan a cruzar el charco. Las cosas, sin embargo, salen bastante mal: nuestro escuadrón y nosotros mismos terminamos infectados, aunque por alguna razón desconocida, solo nosotros podemos volver a ponernos de pie y seguir para adelante.

juego-resistance-fall-men-ps3.jpg

Visualmente, el juego está a la altura de los mejores FPS, pero hay que reconocer que no logra pasar el nivel de juegos como Half-Life 2. Los escenarios están repletos de detalles, con vehículos que pueden volar en mil pedazos, vidrios que explotan, trozos de madera que vuelan, y muchas cosas más. Los primeros enfrentamientos con el enemigo resultan brutales, y nos dan la sensación de que poco podremos hacer para dar vuelta el resultado de esta guerra. Sin embargo, una vez que Nathan se infecta, puede recuperar su energía gracias a envases amarillos, además de adquirir la habilidad de los Chimeras para curarse él mismo. Muchos de los escollos que nos pone el enemigo son superados con más facilidad si aprendemos a utilizar el modo de disparo secundario del arma que tenemos a mano en ese momento. Además, y a diferencia de otros FPS de actualidad, en Resistance vamos juntando todo lo que se nos cruza (sin tener un límite), lo que termina transformándonos en arsenales ambulantes. Así, lo que comienza siendo un desembarco medio desastroso se va poniendo mejor a medida que visitamos a los ingleses. A su vez, el juego nos permite hacer uso de vehículos en algunos escenarios, destacándose el empleo de un tanque. Entre misión y misión se nos da otro punto de vista: el de una chica inglesa perteneciente a la Resistencia. Mientras tanto, van pasando imágenes en blanco y negro, como si se tratara de un documental del History Channel, que luego toman color para dar paso a la acción.

Además de los Chimeras, también habrá que enfrentarse a otros tipos de monstruos, contándose entre ellos los híbridos (los más parecidos a los humanos), los Stalkers (máquinas tripuladas por Chimeras que disparan ametralladoras y misiles tierra tierra y tierra aire), y los Angels, uno de los más poderosos del juego.

El juego está dividido en misiones, que no hacen otra cosa que irnos metiendo cada vez más en la base enemiga, a la vez que buscamos respuesta a tanto misterio: ¿son extraterrestres? ¿Es un invento ruso que se les fue de las manos, y que terminó por matarlos a todos?

resistance-ps3.jpg

Sea cual fuere la respuesta, Resistance: Fall of Man es un excelente título. Y aunque no logra dar ese salto “más allá” capaz de dejarnos con la boca abierta, no deja de ser de lo mejor que ofreció la PS3 el día de su lanzamiento, un concepto que se refuerza por el hecho de poder jugar la campaña completa en modo cooperativo a pantalla dividida, o participar de partidas online de hasta 40 jugadores.

En definitiva, tenemos ante nosotros un juego que no pasará desapercibido, pero que no logra pasar la barrera de lo ya visto en varios juegos de PC, e incluso para consolas.


    el 18.11.07

 

Especiales