EA apuesta por las microtransacciones. ¿Qué remedio?

Un par de semanas atrás, publicamos un artículo dedicado al Fre-to-play, o sea, el modelo de juegos gratuitos. Crytek considera, como comentábamos entonces, que es el modelo del futuro para la industria de los videojuegos: el software debe ser gratuito, y las ganancias se obtienen mediante otras fórmulas (microtransacciones, publicidad, etc.).

Electronic Arts está de acuerdo, quiere unirse al modelo “Freemium”, basado en los micropagos, o sea, en pequeños pagos a cambio de objetos, eventos, y todo lo que se pueda imaginar. De hecho, tampoco le queda mucho más remedio.

Star Wars: The Old Republic, el juego de rol en línea basado en la mitología Star Wars, ha resultado, a nivel económico, un fracaso bastante importante para EA y Bioware. Desarrollarlo costó, nada menos, 135 millones de dólares. Sin embargo, el juego no ha atrapado tanto a los fans como se esperaba, a pesar de que las críticas fueron muy positivas. En los últimos meses, ha perdido unos 400.000 subscriptores, lo que ha provocado muchos despidos en Bioware para que el equipo pueda seguir creando contenidos.

Visto lo visto, a EA no ha tenido más opción que apostar por el Free-to-play. Star Wars: the Old Republic no necesitará subscripción a partir de otoño. Los jugadores tendrán la opción de elegir si quieren participar en la versión gratuita o en una de pago con muchas más opciones.

Jeff Hickman y Matthew Bromberg, de Bioware, han comentado que el objetivo es aumentar la población en los servidores y mejorar, así, la comunidad. Hay muchas personas que quieren unirse al universo de The Old Republic, y ahora tendrán la opción de hacerlo. Según los creadores del juego, lo jugadores tienen derecho a elegir, y este modelo les favorece a ellos y a la comunidad.

En Electronic Arts ya están planeando aplicar la fórmula “Freemium” en todos sus juegos, al menos de cara a un futuro a medio plazo. John Riccitiello cree que las microtransacciones estarán, finalmente, presentes en todos los juegos, siendo el acceso a estos totalmente gratuito. El cambio es inevitable, y tendrá lugar dentro de ente 5 y 10 años, según piensa el jefe de EA.

Este modelo está funcionando bien en muchos juegos, y permite tanto a jugadores casuales como a otros más hardcore puedan probar títulos de todo tipo.

Hacer pequeños pagos puede molestar mucho a los usuarios, pero el director de la multinacional pone un claro ejemplo: Cuando un jugador lleva 6 horas jugando a Battlefield y se queda sin balas, gastarse un simple dólar en rellenar el cartucho no sería descabellado.

Antes de implementarse esto de forma definitiva, hay que estudiar bien el mercado, pero parece bastante viable. Uno de los espectos favorables que tiene es que es un modelo de “juega ahora y paga después”. Riccitiello cree que los jugadores pueden empezar a jugar sin la intención de gastar un centavo, o con la intención de pagar poco, pero después de decenas de horas involucrados, seguramente serán mucho más receptivos a gastar algo más.


%title

    el 01.08.12

 

Especiales