Consola Android financiada por los fans

La financiación colectiva está sacando adelante proyectos que, en otras circunstancias, se quedarían en el tintero. Varios juegos desechados por productoras por no ser considerados como negocios rentables han salido adelante gracias a que los fans han puesto su granito de arena, o sea, dinero de su propio bolsillo.

Wasteland, Carmageddon o Leisure Suit larry serán posibles gracias al crowfunding. Incluso existe una plataforma de crowfunding tan solo para videojuegos: Games Planet Lab.

Pero hoy no hablamos de un videojuego financiado colectivamente, sino de una videoconsola. Se trata de Ouya, una consola que trabajará con el sistema operativo Android y que, tras pocos días, ha superado con creces el objetivo marcado para ser financiada.

El Kickstarter de Ouya partió con una misión: conseguir 950.000 dólares. Una vez logrado ese objetivo, se aseguraba que el proyecto se llevara a cabo. Esto ocurrió en menos de 24 horas. Tres días desde el inicio de la financiación, ya se habían logrado 4 millones.

Todos pensamos en el lanzamiento de PlayStation 4 y Xbox 720, en Wii U, PS Vita… Mucha gente cree que las consolas son cosas del pasado y que no pueden competir con los Smartphones y tablets y sus juegos casuales. Ouya es una consola totalmente diferente, que se presenta como una competencia para unos y para otros.

Ouya es una consola totalmente abierta. Los compradores que se hagan con ella serán tanto jugadores como desarrolladores, porque la consola es en si misma un kit de desarrollo. Y es baratito, el precio de salida es de 99 dólares americanos.

Cualquiera podrá desarrollar juegos para Ouya, y podrá hacerlo como quiera. Tan solo tendrá que hacer algo que funciones sobre el SO Android. La elección de este sistema, a pesar de ser creado para dispositivos móviles, se debe a la gran inmensidad de herramientas y APIs existentes, y al tamaño de la comunidad de desarrolladores. Gracias a esto, la consola contará, desde su salida, con una gran cantidad de juegos disponibles y software de todo tipo.

Para alegría de los creadores, Ouya tendrá su propia SDK, que estará disponible para todos. Pero no solo se puede desarrollar software gratuitamente, la consola es abierta también en cuanto a hardware.

Aunque sus prestaciones iniciales son limitadas (1 GB de RAM, Procesador Nvidia Tegra 3…), la máquina podrá ser “pirateada” al gusto de los hackers. Sus posibilidades pueden ser ampliadas y se le puede agregar cualquier periférico que uno estime oportuno.

Ouya ha sido denominada como la “consola indy” Porque, aunque mucha gente en la industria se ha sentido atraída por ella, es sobre todo la comunidad indy la más beneficiada por su existencia. La pregunta es: ¿Competirá esta máquina con las 3 consolas de sobremesa del mercado? ¿Quizás les dé el golpe de gracia cuando esté plagada de juegos gratuitos o casi? ¿Se animarán las grandes third parties ha trabajar con ella?


%title

    el 13.07.12

 

Especiales