Take-Two predice la desaparición de THQ

THQ está pasando por un mal momento económico. Hace poco anunció 118 despidos en sus estudios Vigil Games y Relic Entertainment, y se rumorea que está al borde de la quiebra. Tanto es así, que su proyecto más importante, Warhammer 40.000: Dark Millenium, ya no será un MMORPG, tal y como estaba concebido en primera instancia, está siendo transformado para que se lance como un juego con modo multijugador.

La empresa también continúa trabajando en Darksiders II, y está preparando una edición en honor a Wrestlemania 28 del título de Wrestling WWE 12, con la intención de sacar un mayor rendimiento económico a la licencia. A pesar de todos estos esfuerzos, la competencia no le augura muy buen futuro.

Strauss Zelnick, CEO de la poderosa Take-Two, no se ha cortado a la hora de criticar a THQ. Cree que la principal diferencia entre las dos empresas es la calidad. Take-Two consigue las mejores notas para juegos desarrollados por third-parties, mientras que THQ, aun teniendo buenos juegos, carece en líneas generales de calidad en su trabajo.

El CEO de Take-Two opina que THQ se ha equivocado en su estrategia. Buena parte de sus juegos importantes son títulos licenciados (WWE, UFC, Warhammer, etc.), cuyas licencias, además, no han sido bien negociadas. Take-Two se enorgullece, por su parte, de ser dueña de todas sus marcas.

THQ se ha defendido de estas declaraciones, mediante un comunicado de prensa que ha publicado el medio Joystiq. En este comunicado, se denuncia que la percepción de Strauss Zelnick es obsoleta e inexacta, y sus declaraciones falsas e irresponsables. Take-Two debería centrarse en hablar de su propio negocio, según THQ.


%title

    el 07.04.12

 

Especiales